1550X220

Montaña rusa y carruseles reavivan un espacio dentro del parque Forestal, en el sur de Guayaquil

Lo que antes era un espacio vacío dentro del parque Forestal, ahora es un punto de encuentro para las familias por lo colorido y atractivo de los juegos mecánicos que se ubican allí.

Desde la avenida Quito, poco antes de llegar al estadio Capwell, en el sur de Guayaquil, se visualizan la montaña rusa, gusanito y carruseles que han dado vida a este parque desde inicios de año.

Maité Loayza, quien regularmente visita el Forestal, dice que este nuevo espacio emociona ya que genera movimiento de personas entre la tarde y noche. “Esto era como botadito, ahora ya da gusto caminar por aquí y volver a ver el parque con gente y disfrutando”, refiere.
Son al menos diez atractivos que migraron desde el parque Samanes hasta este punto de la ciudad y que se mantendrán hasta finales de febrero.

Jhonny Tigreros administra el sitio junto a unas cinco familias de su entorno cercano. Cada grupo familiar estar conformado por seis o siete personas, cada uno cumple un rol dentro del espacio de esparcimiento.

El hombre, de 34 años, forma parte de la tercera generación que recorre el país con estos pequeños parques de diversiones. Primero fue su abuelo, luego su papá y ahora él lidera este negocio, reconocido por recorrer las ciudades y pequeños pueblos durante sus fiestas.

Son estructuras desmontables que, regularmente, se visualizan en la ciudad entre julio y octubre por las fiestas.

Cada uno de los juegos tiene un supervisor que se encarga de explicar lo que incluye el tiquete adquirido. También cerca de los aparatos se han colocado pequeños emprendedores que comercializan bocadillos típicos de feria como manzanas acarameladas, canguil, helados y algunas bebidas sin alcohol.
Lo que antes era un espacio vacío dentro del parque Forestal, ahora es un punto de encuentro para las familias por lo colorido y atractivo de los juegos mecánicos que se ubican allí.

Desde la avenida Quito, poco antes de llegar al estadio Capwell, en el sur de Guayaquil, se visualizan la montaña rusa, gusanito y carruseles que han dado vida a este parque desde inicios de año.

Maité Loayza, quien regularmente visita el Forestal, dice que este nuevo espacio emociona ya que genera movimiento de personas entre la tarde y noche. “Esto era como botadito, ahora ya da gusto caminar por aquí y volver a ver el parque con gente y disfrutando”, refiere.

PUBLICIDAD

Cabildo interviene el parque Forestal y aplica endoterapia a sus árboles

Son al menos diez atractivos que migraron desde el parque Samanes hasta este punto de la ciudad y que se mantendrán hasta finales de febrero.

Jhonny Tigreros administra el sitio junto a unas cinco familias de su entorno cercano. Cada grupo familiar estar conformado por seis o siete personas, cada uno cumple un rol dentro del espacio de esparcimiento.

El hombre, de 34 años, forma parte de la tercera generación que recorre el país con estos pequeños parques de diversiones. Primero fue su abuelo, luego su papá y ahora él lidera este negocio, reconocido por recorrer las ciudades y pequeños pueblos durante sus fiestas.

PUBLICIDAD

overlay-clevercloseLogo
Las principales noticias, en la mañana y en la tarde
Recibe nuestro boletín Titulares en tu correo electrónico.

Correo electrónico*
Escriba aquí su correo
REGISTRARME

Más de 10 juegos se han instalado en una parte del Parque Forestal.
Son estructuras desmontables que, regularmente, se visualizan en la ciudad entre julio y octubre por las fiestas.

Cada uno de los juegos tiene un supervisor que se encarga de explicar lo que incluye el tiquete adquirido. También cerca de los aparatos se han colocado pequeños emprendedores que comercializan bocadillos típicos de feria como manzanas acarameladas, canguil, helados y algunas bebidas sin alcohol.

PUBLICIDAD

Para llegar a este sitio, Tigreros afirma que obtuvo los permisos correspondientes, tal y como lo ha hecho en las ciudades que ha visitado. En este parque se ubicaron por la apertura que hubo para levantar la pequeña feria de juegos que cuesta $ 2 para el público.

El movimiento en este espacio ha sido bueno en este último mes, dice el administrador del sitio. Se dinamizó desde inicios de año cuando se intervino el parque como parte de las acciones del Municipio de Guayaquil para recuperarlo.
A finales de enero, por ejemplo, decenas de operarios en diversas máquinas empezaron a cortar ramas de varios árboles de samán en el Forestal, en el sur de Guayaquil. Esto como una de las medidas de intervención urgente en ese parque.

Tigreros cuenta que la intervención en el parque y la feria ha servido para darle vida al sitio. “Esto estaba lleno de agua y vacío, nosotros le pusimos un poco de color con los juegos que son disfrutados por todos”, menciona.

Mientras tanto, el pasado domingo decenas de familias llegaron a la feria ciudadana que se realizó en la explanada del Forestal y que congregó a más de 300 comerciantes. “Esto fue algo positivo porque además de la feria se pudo tener algo para entretener a los niños”, dijo Nina Cangas, quien acudió junto a su familia a la feria y a los juegos. (I)

COMPARTIR ESTA NOTICIA

Facebook
Twitter

FACEBOOK

TWITTER


Warning: Undefined array key "feed_track" in /home/kchfm/public_html/wp-content/plugins/ultimate-twitter-feeds/includes/classes/Utfeed.php on line 61