1550X220

Tiago PZK: el duro episodio de su niñez que le hizo resurgir como el Ave Fénix y convertirse en una estrella internacional

La realidad actual de Tiago PZK es muy diferente a la que vivía hace años. Nació en Monte Grande un 3 de agosto de 2001 y desde pequeño vivió lo que él llama “la mentalidad del barrio”. Intentó asumir que el futuro profesional que le esperaba era el de alguno de los que veía en su día a día, agotando las posibilidades de soñar y limitándose a madrugar, acostarse a las tantas y “partirte el lomo” para llevarte un trozo de pan a la boca. Pero algo dentro de él le decía que estaba en otro lugar.

Su madre le apoyó desde el primer momento en su decisión de dedicarse a la música. Su padre, no tanto. En una entrevista con Telefe desveló que aprovechaba las horas de trabajo de su padre para escaparse al parque a rapear, ya que era su verdadera pasión. Lo que él desconocía es que su vida cambiaría para siempre y se convertiría en una estrella internacional del freestyle y de la escena de la música urbana.

Tal y como ha confesado en varias entrevistas, vivió la violencia de género en casa a través de su padre y su madre. Prueba de ello está en la canción Sola, que lanzó en 2019 y le sirvió de carta de presentación al mundo. Su letra habla de lo que vivió su madre y a lo que él se enfrentaba a diario. “Perdió las ganas y está sola, noches con sangre en la boca; Por la culpa de un idiota que su furia desemboca en su ser; Los moretones no los tapa el rímel; Grita llorando y se pregunta: “¿por qué?””, dicen algunos de sus versos.

Un día, su madre y su padre se separan, y Tiago junto a su hermana de 12 años—en aquel entonces— y a su progenitora tuvieron que poner distancia y se marcharon de casa para vivir en la calle. “No teníamos lugar. Empezamos a ir de familiar en familiar, de casa en casa, pero éramos felices. No teníamos plata, pero estábamos tranquilos. Si tienes tranquilidad mental, si estás bien, es como pasa a un segundo plano la plata”, desveló en Telefe.

Dos opciones, un camino

Tiago, entonces, tuvo dos opciones: hundirse o resurgir como el Ave Fénix. Ahora, adelantados en la historia, conocemos que eligió la segunda. “Si tenés una de esas experiencias, tenés dos opciones o repetir la historia o lo agarras y lo transformas en algo bueno. Entonces, eso a mí me enseñó cómo yo quería ser realmente y cómo no quería ser. Mi madre es una persona muy fuerte, pero nunca pudo hablar, nunca pudo sacarlo para afuera”, explicó a Marcelo Longobardi en CNN.

Si entonces la música era su pasión, insistió aún más en dedicarse a ella. Ya no tenía a su lado una figura que intentarse borrarle de la cabeza la idea de dedicarse a ella. Es más, las dos personas que lo acompañaban, su madre y su hermana, fueron pilares fundamentales en su desarrollo como artista. De hecho, Griselda—su madre— tenía claro que eran un equipo indestructible. “Quería que estudiase pero por problemas de la separación, no pudo terminar. Yo le dije ‘Mira, mientras haya para comida, sigue con lo tuyo'”, explicaba en El Planteo.

Esto le llevó a recorrerse los parques de su país, competir en campeonatos, en El Quinto Escalón, conocer a Duki, LIT Killah, y otros compañeros y, sobre todo, a escribir Sola. Una canción que acumuló millones de reproducciones en un corto periodo de tiempo y con la que muchos se sintieron identificados con cada uno de los versos, rompiendo barreras y animándoles a no quedarse callados.

El apoyo incondicional de Griselda fue fundamental para Tiago PZK. Contar con ella como una figura que ayuda en su crecimiento como artista y le permite desarrollarse en un ámbito en el que él se siente cómodo para su futuro le permitió al argentino perseguir sus sueños y alcanzarlos. Su historia ha impactado, inspirado y ha dado una razón a los más jóvenes para seguir adelante en los golpes que te da la vida.

En datos

La historia de Tiago PZK es reseñable tras haberse convertido en una figura reconocida de la industria musical, pero el duro episodio de su vida protagonizado por la violencia de género lo viven más jóvenes de los que imaginamos. Según los datos recopilados hasta junio de 2023 por el Gobierno de Argentina, entre enero y junio del pasado año se registraron 49.679 llamadas a la Línea 144, dedicada a la asistencia, contención y asesoramiento en cualquier situación de violencia de género. El 91% de las ocasiones fue por violencia doméstica, y de este porcentaje, el 95% manifestó haber atravesado violencia psicológica. El 64% de ellas, violencia física.

Poner este problema social encima de la mesa y concienciar sobre ello es algo de lo que las instituciones intentan encargarse, y que lo hagan figuras relevantes para las nuevas generaciones suele dar un resultado positivo. Por ello, llevar la historia de este artista a las escuelas quizás sea una idea a tener en cuenta.
Fuente: Los40

COMPARTIR ESTA NOTICIA

Facebook
Twitter

FACEBOOK

TWITTER


Warning: Undefined array key "feed_track" in /home/kchfm/public_html/wp-content/plugins/ultimate-twitter-feeds/includes/classes/Utfeed.php on line 61