1550x220

La OEA alertó que el proceso de transición en Guatemala está bajo amenaza por los embates judiciales contra Bernardo Arévalo

El secretario general de la organización, Luis Almagro, se reunió la semana pasada con el presidente electo y con representantes del Ministerio Público, que llevan a cabo una persecución sin precedentes contra el Movimiento Semilla.

El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, dijo este lunes que el proceso de transición en Guatemala está bajo “amenaza”, dadas algunas “agresiones políticas” entre las que destacó las acciones del Ministerio Público.

Durante un informe al Consejo Permanente de la OEA sobre su misión en Guatemala para dar continuidad al proceso de transición, Almagro también le pidió a Bernardo Arévalo y al presidente en ejercicio, Alejandro Giammattei, que vuelvan al diálogo para que la transición siga adelante, luego que el presidente electo decidiera dejar en suspenso el proceso luego del allanamiento de la Fiscalía a instalaciones del Tribunal Supremo Electoral (TSE) y la apertura de cajas en las que estaban guardados los votos de la primera vuelta.

Almagro elogió la actitud del Poder Ejecutivo y del presidente Giammattei, por mostrarse dispuesto con hechos y acciones a una transición democrática. “No obstante el proceso de transición tiene sus amenazas. Hay agresiones políticas que se han transformado en presiones políticas sobre el proceso electoral. Han ocurridos cosas desde el punto de vista institucional”, señaló el secretario general en su informe ante todos los países de la región, que le habían dado instrucciones para visitar Guatemala y seguir de cerca la transición.

“Actitud corrupta, impune e irresponsable de Semilla”

El fiscal anticorrupción Rafael Curruchiche (AP Foto/Moisés Castillo)El fiscal anticorrupción Rafael Curruchiche (AP Foto/Moisés Castillo)

En su relato, Almagro también contó algunos detalles de la última reunión que mantuvo en el Ministerio Público y algunas expresiones del fiscal Rafael Curruchiche que lleva adelante la causa contra el Movimiento Semilla, el partido del presidente electo.

“Sus presentaciones fueron muy ilustrativas. No en el mejor sentido”, dijo Almagro. Aseguró que los fiscales mostraron una “negatividad con potencial de afectar el proceso de transición” y le recordaron algunos versos de Martín Fierro, “especialmente los del Viejo Vizcacha, quizá los versos más corruptos de la historia de la literatura”, dijo el secretario general.

En esa reunión Almagro fue grabado sin saberlo, según reconoció el propio fiscal.

Allí, según el relato del secretario general a los países, hubo respuestas a la declaración del Consejo Permanente de septiembre, cuando según los fiscales se faltó a la verdad. En ese comunicado votado unánimemente por los países de toda la región, se habló de “intimidaciones” de los fiscales al TSE y al Movimiento Semilla.

Según contó Almagro, en esa reunión con el fiscal Curruchiche y la fiscal general Consuelo Porras, los funcionarios guatemaltecos dijeron que el rol de ellos era investigar y eso no podía ser considerado “intimidación”.

El secretario general defendió en el Consejo Permanente el uso de esa palabra. “Las variables de intimidación o intentar intimidar son muy claras”, dijo Almagro y puso como ejemplo como tanto a él como al canciller guatemalteco, Mario Búcaro, los denunciaron penalmente luego de esa declaración.

Almagro pidió “una actuación constitucional e institucional más sólida y coherente” para frenar a la Fiscalía en estos actos.

Los fiscales en la reunión, según el relato de Almagro, consideraron que el Movimiento Semilla, Bernardo Arévalo y Samuel Pérez tienen una “actitud corrupta impune e irresponsable”. Dijeron también que “todo lo que pasa acá es culpa del Tribunal Supremo Electoral”.

Para Almagro, que los fiscales hablen así muestra claramente una actitud de “prejuzgamiento” por parte de la Fiscalía. En segundo lugar, señaló que “no es de recibo” que se busque poner responsabilidad penal en una institución.

Por último, agregó que no corresponde “la criminalización de un partido político” y que “transformar al TSE en sujeto de derecho penal es abusivo, como es hacerlo con un partido político”.

El pedido a Arévalo y Giammattei

En su informe Almagro también pidió al gobierno actuante y al electo que vuelvan al diálogo. Luego de la apertura de las cajas con votos, algo considerado por Arévalo como parte de un “golpe de estado en proceso”, el gobierno electo decidió suspender el proceso de transición.

Arévalo sin decirlo, le pedía así a Giammattei una posición más firme contra la Fiscalía. Tal como informó Infobae, la misión de observación de la OEA continuará pese a ello, confirmó el secretario general.

Arévalo y Giammattei tienen la transición suspendida luego de los últimos ataques del Ministerio Público al proceso electoral (Presidencia de Guatemala via REUTERS)Arévalo y Giammattei tienen la transición suspendida luego de los últimos ataques del Ministerio Público al proceso electoral (Presidencia de Guatemala via REUTERS)

Para Almagro, la transición debe continuar y presidente entrante y saliente deben mantener una línea de diálogo constante.

La transición debe continuar. Es fundamental la participación de actuantes y entrantes con la reunión de los actores técnicos”, dijo Almagro. Agregó que deben continuar “los trabajos técnicos de traspaso de información y de gestión política y de conducción institucional”.

“pedimos que se continúen las reuniones de los dos equipos. ¨Los presidentes deben mantener los canales de información para abordar los principales temas políticos que impulsan y afectan el proceso de transición. Este tema es fundamental y crucial”, agregó el secretario general.

Los partidos no son sujetos penales

Uno de los aspectos del informe de Almagro a la OEA estuvo centrado en la ilegitimidad de las acciones del Ministerio Público. Dijo que la Fiscalía trata al Movimiento Semilla como objeto penal, algo que no es posible.

“No se ha llegado a valorar si un juez penal puede dictar la suspensión de un partido”, dijo Almagro. Consideró que “no es de recibo” que se considere a “un partido político como parte de un proceso penal ni que sea sea un sujeto de derecho penal”. El derecho penal se aplica sobre personas, no sobre instituciones.

“No es de recibo que el presidente electo asuma sin partido. Eso sería afectar la decisión soberana del pueblo, que no solo eligió al presidente Arévalo como presidente, también eligió congresistas en nombre de un partido denominado Semilla”, dijo Almagro.

La decisión de suspender al partido del presidente tiene consecuencias, dado que lleva a que los legisladores del partido no podrían presidir comisiones parlamentarias ni la directiva del Congreso.

Fuente: Infobae

COMPARTIR ESTA NOTICIA

Facebook
Twitter

FACEBOOK

TWITTER


Warning: Undefined array key "feed_track" in /home/kchfm/public_html/wp-content/plugins/ultimate-twitter-feeds/includes/classes/Utfeed.php on line 61