La Cámara de Representantes de EE. UU. elige a su presidente

La Cámara de Representantes de EE.UU. elegirá este martes a su nuevo presidente tras las elecciones de medio término celebradas en noviembre y el fin del periodo de Nancy Pelosi como líder demócrata en la cámara baja del Congreso.

En noviembre, el Partido Republicano ganó 222 escaños en la Cámara de Representantes de EE.UU., consiguiendo el control del organismo, mientras que los demócratas obtuvieron 213 escaños. Poco después de los comicios, un demócrata, Donald McEachin, murió, así que ahora el partido oficialista cuenta con 212 escaños.

El nuevo Congreso se reunirá este 3 de enero al mediodía para iniciar el año legislativo. Sin embargo, la Cámara de Representantes no puede organizarse hasta que cuente con un presidente, ya que este actúa como jefe administrativo de la institución, explica AP. En este contexto, la elección del presidente será la primera votación de la Cámara incluso antes de que los nuevos legisladores tomen posesión de sus cargos el martes. Hasta que concluya la votación para elegir al nuevo líder, el organismo no puede tratar ningún otro asunto.

¿Cómo se vota?

En las semanas posteriores a las elecciones de medio término, los republicanos y los demócratas celebran una votación informal entre sus miembros para decidir a quién quieren nominar para liderar su partido desde enero. Sin embargo, una vez que llega el 3 de enero, los miembros de los dos partidos no están obligados a votar por el candidato elegido por el partido. Si bien ha sido tradición que el candidato a presidente sea miembro de la Cámara, no es obligatorio.

Una vez se cuenta con la cantidad necesaria de legisladores para iniciar la sesión, los respectivos líderes leen en voz alta el nombre del presidente propuesto por cada partido antes de proceder a la votación. A continuación, el secretario designa a legisladores de cada partido como escrutadores para contar los votos.

Si todos los 434 miembros de la Cámara asisten a la votación y anuncian su apoyo a una persona concreta, el candidato tendrá que ganar 218 votos, es decir, el 50 % más uno, para convertirse en el presidente del organismo. No obstante, si algunos miembros están ausentes o se abstienen, el número de los votos necesarios se reduce en consecuencia.

¿Cuáles son los candidatos?

Kevin McCarthy obtuvo la mayoría de los votos republicanos en una reunión a puerta cerrada celebrada en noviembre. Poco después, los demócratas eligieron por unanimidad a Hakeem Jeffries para liderar el partido. Por su parte, Nancy Pelosi, que fue elegida para el cargo en 2019 y había ocupado el puesto entre 2007 y 2011, anunció en noviembre que no se presentará a la reelección como líder demócrata en la Cámara.

El reto para el líder republicano

Si bien esta votación había sido una formalidad en el pasado, no lo es este año, ya que McCarthy cuenta con el apoyo declarado de la mayoría de su partido, pero eso probablemente no le baste para convertirse en jefe del organismo, recuerda el periódico The New York Post.

De esta forma, con 222 republicanos en la Cámara, si no hay ausencias o abstenciones, McCarthy solo puede permitirse perder el voto de cuatro miembros de su partido en caso de que todos los demócratas voten en contra de él, escribe el diario. Pero McCarthy ya se enfrenta a un grupo de legisladores encabezado por Andy Biggs, quienes se oponen a su candidatura.

Si la votación se prolonga durante varios días, los miembros de la Cámara pueden cambiar las reglas de elección aprobando una resolución que permita a quien obtenga una mayoría simple de votos convertirse en presidente, independientemente de las ausencias o de las abstenciones. (I)

RT.

Más Noticias