• diciembre 1, 2022

Un activista bielorruso y dos organizaciones de DD. HH. de Ucrania y Rusia ganan el Nobel de la Paz 2022

 Un activista bielorruso y dos organizaciones de DD. HH. de Ucrania y Rusia ganan el Nobel de la Paz 2022

El embajador de Francia en Bielorrusia, Didier Canesse (izq.), y el embajador de Alemania en Bielorrusia, Manfred Huterer (der.), entregan el Premio franco-alemán de derechos humanos y estado de derecho al activista bielorruso de derechos humanos Ales Bialiatski (centro) durante una ceremonia en Minsk, el 11 de diciembre de 2019. Foto: AFP

Comparte en tus redes

La labor del bielorruso Ales Bialiatski y dos organizaciones de derechos humanos, una rusa y otra ucraniana, recibirán el Premio Nobel de la Paz 2022 “por criticar al poder” y “denunciar crímenes contra la humanidad”.

El Comité noruego del Nobel “desea honrar a tres destacados campeones de los derechos humanos, la democracia y la convivencia pacífica en los países vecinos Bielorrusia, Rusia y Ucrania”, comunicó.

Bialiatski “fue uno de los iniciadores del movimiento democrático que surgió en Bielorrusia a mediados de la década de 1980. Ha dedicado su vida a promover la democracia y el desarrollo pacífico en su país de origen”, destacó el comité. El activista creó “Viasna” (primavera) “en respuesta a las reformas constitucionales que dieron poderes autoritarios al presidente, actualmente sigue detenido sin juicio”, recordó Berit Reiss-Andersen, presidenta del comité, al anunciar el galardón compartido.

En cuanto a la ONG rusa Memorial, una de las galardonadas, el comité recuerda que recopiló y verificó información sobre abusos y crímenes de guerra perpetrados contra la población por las fuerzas rusas y prorrusas. “En 2009, la jefa de la sucursal de Memorial en Chechenia, Natalia Estemirova, fue asesinada a causa de este trabajo”, se detalló. Por su parte, el Centro para las Libertades Civiles, la otra organización premiada, se fundó con el propósito de promover los derechos humanos y la democracia en Ucrania.

“Ha tomado una posición para fortalecer la sociedad civil ucraniana y presionar a las autoridades para hacer de Ucrania una democracia de pleno derecho”, constata el comité. El centro ucraniano “se ha convertido en una fuente importante para documentar crímenes de guerra por parte de Rusia” y desempeña un “papel pionero” para hacer rendir cuentas a los culpables”, se agregó. (I)