• agosto 7, 2022

Trump abordó con Erdogan la seguridad regional y los compromisos con la OTAN

 Trump abordó con Erdogan la seguridad regional y los compromisos con la OTAN
Comparte en tus redes

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se reunió este miércoles con su homólogo de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, con el que abordó los compromisos turcos con la OTAN y los desafíos de la seguridad regional.

Los dos mandatarios celebraron esta entrevista bilateral durante la cumbre de la OTAN que se celebra en Watford, al noroeste de Londres, con motivo del 70 aniversario de la organización.

Trump y Erdogan analizaron la importancia de los compromisos de Turquía con la Alianza Atlántica, el aumento del comercio bilateral en unos 100.000 millones de dólares (unos 90.000 millones de euros), los desafíos en materia de seguridad regional y la seguridad energética, según fuentes de la Casa Blanca.

La reunión de los líderes se celebra en medio de la polémica, después de que Erdogan amenazase con no aprobar la expansión de los planes de defensa de la organización en los países bálticos si esta no considera como terroristas a las milicias kurdas.

La decisión de Erdogan de lanzar el pasado octubre una ofensiva contra los kurdos en el norte de Siria ha irritado a algunos miembros de la alianza de defensa colectiva, especialmente del presidente francés, Emmanuel Macron.

El pasado octubre, EE. UU. decidió retirar sus tropas de Siria en la zona fronteriza con Turquía, lo que despejó el camino para la ofensiva turca contra los kurdos en el norte sirio.

Trump ha exigido que todos los líderes cumplan con una contribución a la organización de defensa del 2 % de su producto interior bruto (PIB) para 2024.

Además de con Erdogan, el líder republicano tiene previsto celebrar otras reuniones bilaterales, entre ellas con la canciller alemana, Angela Merkel; la primera ministra danesa, Mette Frederriksen, y el jefe del Gobierno italiano, Giuseppe Conte.

La víspera, Trump protagonizó un visible enfrentamiento con Macron al calificar de “irrespetuosa” su frase pronunciada el pasado noviembre en la revista “The Economist” de que la Alianza padecía de “muerte cerebral”. EFE