• agosto 7, 2022

Rusia – Ucrania: Firman en Turquía un acuerdo para asegurar exportaciones de grano ucraniano

 Rusia – Ucrania: Firman en Turquía un acuerdo para asegurar exportaciones de grano ucraniano

Las delegaciones de Rusia y Ucrania suscribieron el pacto de forma separada con la ONU y Turquía, que actuaron como mediadores en el proceso de conversaciones.

Comparte en tus redes

Un acuerdo que garantizará las exportaciones del grano varado en los puertos ucranianos del mar Negro ha sido firmado este viernes en Estambul. Las delegaciones de Rusia y Ucrania suscribieron el pacto de forma separada con la ONU y Ankara, que actuaron como mediadores en el proceso de conversaciones. En el acto participaron el secretario general de las Naciones Unidas, António Guterres, y el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan. 

“Han superado los obstáculos [Rusia y Ucrania] y han dejado de lado las diferencias para allanar el camino de una iniciativa que servirá a los intereses comunes de todos. Promover el bienestar de la humanidad ha sido el motor de estas conversaciones. La cuestión no ha sido lo que es bueno para una parte o para la otra. La atención se ha centrado en lo que más importa a los habitantes de nuestro mundo“, remarcó Guterres en su intervención poco antes de la ceremonia de suscripción.

Los signatarios del pacto fueron el ministro de Defensa de Rusia, Serguéi Shoigú, su par turco, Hulusi Akar, el ministro de Infraestructura de Ucrania, Alexánder Kubrakov, y Guterres.

¿Cuáles son los puntos clave de lo acordado?

  • El jefe de la ONU detalló que el acuerdo prevé la evacuación del trigo de los puertos ucranianos de Odesa, Chernomorsk, Yuznhy en un plazo de 120 días, que puede ser prolongado por un período similar si todas las partes están de acuerdo.
  • También se crea un Centro Conjunto de Coordinación, que incluirá a Ankara, Moscú, Kiev y la ONU. El organismo se encargará de inspeccionar los barcos que transportan la producción alimentaria ucraniana.
  • Según Shoigú, el convenio determina los procedimientos para el transporte de la producción agrícola ucraniana de los puertos que están bajo control de Kiev. En este sentido, indicó que los barcos serán inspeccionados en cuanto a la posible presencia de armas tanto a la entrada como a la salida del mar Negro.
  • El ministro ruso subrayó que Kiev es el responsable de garantizar la seguridad de las embarcaciones de carga en sus aguas territoriales, incluidas las actividades de desminado. Por su parte, Rusia asumió el compromiso de no aprovecharse de que los tres puertos estarán abiertos.
  • Cabe destacar que la ONU y Rusia firmaron además un memorando sobre la asistencia de las Naciones Unidas en el suministro de alimentos y fertilizantes rusos al mercado global. Según el titular de la cartera de Defensa rusa, se trata de un único paquete y los ambos documentos están interrelacionados.
  • Desde la Cancillería rusa aclararon que el acuerdo entre Moscú, Kiev, Ankara y la ONU está encaminado también para la exportación de otros productos alimentarios, fertilizantes, incluido el amoníaco desde los tres puertos en cuestión.
  • En cuanto al memorando entre Rusia y la OTAN, estará vigente durante los próximos tres años con el fin de garantizar “sin trabas” los suministros rusos de productos agrícolas y fertilizantes, además de las materias primas para su producción, al mercado global.

El ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, enfatizó que la firma del memorando demuestra una vez más “el carácter absolutamente artificial” de los intentos de Occidente de “culpar a Rusia” por los problemas de suministro del grano.

La firma se hizo posible tras una serie de rondas negociadoras en Turquía, la última de las cuales se celebró la semana pasada. En aquel entonces, Guterres calificó las conversaciones de “un rayo de esperanza“. 

Advertencias de crisis alimentaria

El acuerdo de este viernes se selló en un momento de máxima tensión ante las reiteradas advertencias de la ONU sobre el advenimiento de una crisis alimentaria e incluso de hambrunas. Las preocupaciones llegaron a un punto álgido en mayo, cuando se reportó que las reservas mundiales de trigo estaban a unas diez semanas de agotarse. 

“Nos enfrentamos a un riesgo real de múltiples hambrunas este año. Y el próximo año podría ser aún peor. Pero podemos evitar esta catástrofe si actuamos ahora […] si actuamos juntos para elaborar respuestas políticas audaces y coordinadas”, declaró este lunes Guterres, quien lleva varios meses instando a reintegrar a los alimentos de Ucrania, así como los alimentos y fertilizantes de Rusia, en los mercados mundiales y mantener abierto el comercio global. 

Acusaciones mutuas

Mientras, la postura sobre esta problemática de Occidente y Ucrania, por un lado, y de Rusia, por el otro, son contrapuestas. Así, líderes occidentales responsabilizaron a Rusia por la crisis de los cereales, apuntando a que Moscú bloqueó los puertos ucranianos en el mar Negro, lo que impidió a Kiev exportar su grano. En particular, el secretario de Estado de EE.UU., Antony Blinken, acusó a principios de junio a Rusia de apostar por el “chantaje” con respecto al cereal de Ucrania. Según dijo, por aquel entonces había “alrededor de 20 millones de toneladas de trigo atrapadas en silos cerca de Odesa y en barcos literalmente llenos de grano que están varados en el puerto de Odesa”. 

Por su parte, Rusia ha declarado reiteradamente que no obstaculiza las exportaciones del grano ucraniano, explicando que este quedó bloqueado como resultado del minado de puertos por parte de Kiev. El presidente ruso Vladímir Putin reafirmó este martes la disposición de Moscú a contribuir a las exportaciones del trigo, pero apuntó que todas las restricciones a las exportaciones de grano ruso deben levantarse. El 30 de junio, el mandatario ruso estimó que la cuota de los alimentos ucranianos, incluido el trigo, en el mercado internacional es demasiado pequeña como para influir en la situación alimentaria a escala global. 

“Según el Departamento de Agricultura de EE.UU., son 6 millones de toneladas de trigo. Según el nuestro, son 5 millones de toneladas. Si tenemos en cuenta el volumen de producción en el mundo –800 millones de toneladas– entendemos que es una cantidad que no afecta en absoluto a los mercados mundiales. Es alrededor del 2,5 %, y de todos los alimentos producidos en el mundo es el 0,5%”, señaló. 

Mientras, Rusia será capaz de exportar 37 millones de toneladas del grano al mercado mundial en el año agrícola 2021-2022, y en 2022-2023 elevará esta cifra hasta 50 millones.

Mientras, Lavrov, reiteró este jueves que Moscú seguirá cumpliendo “fielmente” con sus obligaciones de suministro de alimentos y fertilizantes al continente africano, considerado como el más vulnerable ante la situación alimentaria actual. 

En este contexto, el canciller afirmó que las acusaciones de Occidente de que Rusia “exporta hambre” son “infundadas” y que, al contrario, fueron los países occidentales los que, utilizando el mecanismo de la emisión de dinero, hicieron que durante la crisis del coronavirus las importaciones de alimentos llegaran principalmente hasta ellos mismos. “Fue entonces cuando comenzó a crearse la complicada situación en el mercado alimentario”, dijo el diplomático, señalando que las sanciones impuestas a Moscú en los últimos meses a raíz de su operativo en Ucrania “han agravado” esas tendencias negativas.

Desde el Ministerio de Defensa ruso, que abre a diario un corredor humanitario en el mar Negro para la salida segura de barcos, enfatizaron este viernes que Moscú no puso escollos a la evacuación de cereales de los puertos ucranianos, al tiempo que destacaron que era “imposible” completar el proceso por el minado de estos por parte de Kiev.

Bruselas y Washington suavizan sus restricciones

En este sentido, la Unión Europea anunció este jueves en el marco de su séptimo paquete de sanciones antirrusas que levantó las restricciones que prohibían realizar negocios con determinadas organizaciones. De esa forma, se suavizarán las restricciones relacionadas con la producción agrícola rusa destinada a terceros países. Desde Bruselas reiteraron que “ninguna de las medidas adoptadas hoy o anteriormente” está encaminada a afectar al comercio de alimentos y productos agrícolas, incluidos el trigo y los fertilizantes, entre Rusia y terceros países.

Por su parte, la Oficina de Control de Activos Extranjeros del Departamento del Tesoro de EE.UU. emitió el 14 de julio una licencia general para autorizar ciertas transacciones con Moscú que incluyen los suministros de fertilizantes, alimentos y equipamientos agrícolas, entre otras mercancías.

Importancia de los suministros del trigo de Rusia y Ucrania para el mundo

La Organización de la ONU para la Alimentación y la Agricultura (ONUAA) estimó en un reporte publicado el 8 de abril que las exportaciones de trigo por parte de Rusia y Ucrania representaban un 30 % del mercado global en 2021.

Este índice se manifiesta en el hecho de que casi 50 países dependen al menos en un 30 % de los suministros del trigo ruso y ucraniano. De ellos, 26 satisfacen más del 50 % de sus necesidades de este cereal con los envíos de ambos países. Según los datos del Observatorio de la Complejidad Económica, Rusia y Ucrania representaban más del 28 % de todas las exportaciones de trigo en el mundo en 2020. (I)

RT.