• octubre 7, 2022

Reserva Federal de EE. UU. vuelve a subir los tipos de interés en su intento de lucha contra la inflación

 Reserva Federal de EE. UU. vuelve a subir los tipos de interés en su intento de lucha contra la inflación

EE. UU. señaló que un aterrizaje suave, en el que la economía evite una recesión a medida que aumentan las tasas de interés, será muy difícil.

Comparte en tus redes

La Reserva Federal de Estados Unidos subió este miércoles los tipos de interés de referencia en 75 puntos básicos por tercera vez consecutiva para luchar contra la inflación récord.

En su afán por reducir la inflación, que se encuentra cerca de sus niveles más altos desde principios de la década de 1980, la Fed elevó su tipo de interés de los fondos federales hasta un rango del 3%-3,25%, el más alto que ha alcanzado desde principios del 2008, y los funcionarios prevén que supere el 4% a finales de año, muy dentro de lo que se considera restrictivo. 

Las bolsas se tiñeron de rojo tras el anuncio, antes de rebotar cuando el presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, habló de las perspectivas de los tipos de interés y de la economía poco después de que terminara la conferencia de prensa. “Mis colegas y yo estamos firmemente comprometidos a volver a situar la inflación en nuestro objetivo del 2%”, comentó. “No podemos dejar de hacerlo. Si no lo hiciéramos, sería lo más doloroso para la gente a la que servimos. Así que, por ahora, ese tiene que ser nuestro objetivo principal”, agregó.

La última subida de los tipos de interés se produce en un momento en que la inflación sigue sorprendiendo al alza: los funcionarios consideran que aumentará un 5,4% en general este año y un 4,5%, si se excluyen los precios volátiles de los alimentos y la energía. Esperan que posteriormente baje al 2,8% o al 3,1% en términos básicos en el 2023. Luego prevén un 2,3% en el 2024, seguido de un 2% en el 2025.

En cuanto a las futuras subidas de tipos, la Reserva Federal prevé un nuevo aumento de 75 puntos y otro de 50 en las dos reuniones restantes del año. Las proyecciones también muestran que los tipos subirán ligeramente el año que viene, antes de los recortes para el 2024. 

Powell también señaló que un aterrizaje suave, en el que la economía evite una recesión a medida que aumentan los tipos de interés, será muy difícil y dependerá de la rapidez con que bajen las presiones sobre los precios. “Si queremos prepararnos, iluminar realmente el camino hacia otro período de un mercado laboral muy fuerte, tenemos que conseguir que la inflación quede atrás”, dijo a los periodistas. “Ojalá hubiera una forma indolora de hacerlo. No la hay. Lo que tenemos que hacer es subir los tipos hasta el punto de ejercer una presión significativa a la baja sobre la inflación. Y eso es lo que estamos haciendo”, añadió.

Joe Brusuelas, economista jefe de RSM International, ofreció una evaluación más pesimista de hacia dónde puede dirigirse el mercado laboral. Calcula que para que la inflación baje al 3%, la tasa de desempleo podría subir al 4,7% y provocar una pérdida de 1,7 millones de puestos de trabajo.

“Para que la tasa de inflación vuelva al 2%, la pérdida de puestos de trabajo podría situarse muy por encima de los 5,3 millones y dar lugar a una tasa de desempleo del 6,7% en el extremo superior del rango”, explicó. (I)

RT.