• octubre 6, 2022

Presidente Guillermo Lasso solicitó a los mandos policiales poner sus cargos a disposición, presentando sus respectivas bajas

 Presidente Guillermo Lasso solicitó a los mandos policiales poner sus cargos a disposición, presentando sus respectivas bajas
Comparte en tus redes

El presidente de la República, Guillermo Lasso, confirmó a través de su cuenta en Twitter la desvinculación de la institución policial de los generales Freddy Goyes y Giovanni Ponce.

Además, el mandatario señaló que ha pedido a los mandos policiales poner sus cargos a disposición, presentando sus respectivas bajas.

La institución policial ha estado en el centro de la polémica tras la desaparición de la abogada María Belén Bernal en la Escuela Superior de Policía, donde su esposo, el teniente Germán Cáceres, principal sospechoso del caso, se desempeñaba como instructor.

El miércoles de esta semana los restos de la mujer de 34 años fueron encontrados enterrados en el cerro Casitagua, cerca de dicho centro de formación policial. El Gobierno confirmó el suceso como un femicidio.

El ministro del Interior, Patricio Carrillo, indicó que se dispuso a la Policía Nacional que elabore un informe y solicite a la Fiscalía la vinculación y prisión preventiva de aquellos que están en sumario administrativo, “porque cometieron infracciones por omisión y tienen un nivel de responsabilidad”, escribió en su cuenta en Twitter esta semana.

Por el caso de la abogada quiteña hay doce sumarios administrativos abiertos en contra de igual número de uniformados. Ellos podrían ser vinculados al proceso y tener prisión preventiva. Actualmente hay una cadete detenida.

El funcionario ha enfatizado en que se requiere hacer una transformación profunda en lo educativo y profesional.

“Con apoyo de organismos internacionales trabajaremos en la malla curricular, con respeto a los DD. HH. (derechos humanos) y enfoque de género”, señaló el secretario de Estado en Twitter.

El sepelio de María Belén Bernal se realizó la mañana de este viernes en el camposanto Monteolivo, en el norte de Quito.

La madre de la víctima responsabiliza a la Policía por el crimen de su hija. Una multitud de familiares, amigos y colectivos sociales acompañaron la marcha hasta la capilla del camposanto, donde se celebró una misa para despedir a Bernal. “Ni una menos, vivas nos queremos”, gritaban las personas que se solidarizaron con los deudos. (I)

Fuente: El Universo