• agosto 9, 2022

Petroecuador entra en una nueva crisis de dirección

 Petroecuador entra en una nueva crisis de dirección

Ítalo Cedeño dejó la gerencia de Petroecuador, una vez que le pidió la renuncia el Presidente de la República. Foto: Cortesía

Comparte en tus redes

Ítalo Cedeño dejó la Gerencia General de Petroecuador, luego de reconocer que, en su primer mes de gestión, su esposa influyó en el nombramiento y destitución de funcionarios en la estatal petrolera.

Cedeño aseguró que su esposa tuvo influencias sobre él. Esto provocó que el Primer Mandatario ordenara al Directorio de Petroecuador que lo cesen de sus funciones. Aún no se ha designado a su reemplazo que supere los altibajos de la entidad.

La crisis se agravó cuando Cedeño habló con La Posta y aseguró que le habría dicho a Lasso: “lo que se dice de mí es que, en el primer mes, y lo reconozco, mi esposa tenía influencia sobre mí para aconsejarme funcionarios honestos, para pedirme que saque a funcionarios corruptos. Y le dije (a su esposa) que no interfiera en nada en Petroecuador porque me está haciendo daño”. 

El ministro de Gobierno, Francisco Jiménez, se refirió a lo ocurrido con el ahora exfuncionario de Petroecuador. 

“Ítalo Cedeño se equivocó y el Presidente solicitó su salida. Yo creo que todos los funcionarios somos responsables de lo que decimos. Y aquí no hay 20, 15 ni 10 personas que designan a nadie, aquí hay una sola persona, el Presidente de la República y eso se hace de acuerdo con la ley y la Constitución. Ese es un mensaje que debemos tener claro todos los funcionarios”, indicó.

Sanción

El artículo 285 del Código Integral Penal (COIP) establece el tráfico de influencias. Este delito se configura cuando funcionarios públicos o personas que actúen en virtud de una potestad estatal aprovechan su cargo, su relación personal o jerarquía para influenciar sobre otra persona.

Quien influencie a otra persona o servidor público para “obtener un acto o resolución favorable a sus intereses o de terceros será sancionado con pena privativa de libertad de tres a cinco años”. Así lo establece la normativa penal. 

¿Quién es Ítalo Cedeño?

Ítalo Cedeño fue designado gerente de la estatal petrolera el 28 de diciembre de 2021. Asumió en reemplazo de Pablo Luna, quien estuvo subrogando el cargo.

Ítalo Cedeño nació en Manta, en Manabí. Es Ingeniero en Petróleos por la Escuela Politécnica del Litoral. Tiene estudios de posgrado por la Universidad de Harvard en Boston; por Arthur D Little en Cambridge; por LUZ de Venezuela en el Programa M.S. en Petróleos.

Inestabilidad

En los últimos cuatro años cinco gerentes han asumido la dirección de Petroecuador. Entre estos funcionarios están Pablo Flores, Ricardo Merino, Gonzalo Maldonado, Pablo Luna e Ítalo Cedeño. Estos tres últimos han sido parte de la gestión del presidente Guillermo Lasso, desde mayo del 2021.

Planificación

Algunos gerentes de Petroecuador han asumido el cargo por períodos cortos, lo que impidió la consecución de programas y la planificación a mediano y largo plazo. Pablo Flores y Ricardo Merino estuvieron al frente de la estatal petrolera en un lapso de apenas tres meses a finales de 2020.

Investigación

Ciertas desvinculaciones de los gerentes de Petroecuador han estado envueltas en presuntos actos de corrupción.  Por ejemplo, Pablo Flores es procesado por supuestos sobornos en el caso Las Torres, donde se investigan hechos de delincuencia organizada entre la Contraloría y la estatal petrolera.

Ventas

Por su parte, Ricardo Merino renunció al cargo de gerente de Petroecuador al denunciar supuestas inconsistencias en las ventas petroleras del Ecuador. A su criterio,estas políticas luego generarían problemas con la labor de la Contraloría General del Estado, dijo mientras estaba en funciones.

Influencias

En esta última gestión, Cedeño puso una denuncia ante la íiscalía General del Estado, para que se realicen las investigaciones por el presunto tráfico de influencias y cobros para la entrega de cargos. En La Posta dijo que su esposa “tenía influencia sobre mí para aconsejarme funcionarios honestos”.

Fuente: El Comercio