Seguro que estas fiestas verás alguno de estos clásicos navideños

 Seguro que estas fiestas verás alguno de estos clásicos navideños

Todos tenemos esa película fetiche que vemos Navidad tras Navidad. Puede que haya títulos mejores, pero esa es “nuestra película”. La que ves con tu familia, amigos, compañeros de piso, pareja… He aquí algunos de los clásicos por excelencia, ¿cuál es el tuyo?

1. Qué bello es vivir (1946)

George Bailey (James Stewart), un hombre que es capaz de atrapar la luna por ti si hace falta, ha perdido la esperanza y decide suicidarse. Un entrañable ángel de segunda que quiere ganarse las alas consigue ayudarle a recordar por qué su vida merece la pena. Una peli con la que necesitas tener los pañuelos a mano, pero que te hará ver lo que realmente importa en Navidad y el resto del año.

2. Gremlins (1984)

Una historia que nos deja una moraleja clara: a veces, hay que cumplir las normas. O como una criatura adorable e inocente como es Gizmo (Mogwai) puede acabar convirtiéndose en un espeluznante y peligroso gremlin si no acatas las reglas.

3. Jungla de cristal (1984)

No todo iba a ser romance y nostalgia, en Navidad también hay lugar para la acción y, por supuesto, para Bruce Willis. John McClane y Hans Gruber Alan Rickman volverá a salir en nuestra lista, pero esta vez con un rol bastante distinto celebran una fiesta navideña atípica en medio de Los Ángeles.

4. Eduardo Manostijeras (1990)

Tim Burton siempre es una buena elección para ver en Navidad, pero lo es más todavía si su obra incluye a unos jóvenes Johnny Depp y Winona Ryder, que además se acabaron convirtiendo en pareja en la vida real y por ende en iconos de los 90. ¿Quién no ha soñado con el vestido blanco de Kim Boggs y la famosa escena de la escultura de hielo en el jardín?

5. Solo en casa (1990)

No cabe duda que los noventa fue una gran década para el cine y la televisión. Macaulay Culkin nos conquistó con su divertida actuación y Kevin McCallister, con su ingenio para atrapar a dos ladrones que quieren entrar a desvalijar su casa. Difícil resistirse a esa mirada de pillo y su exquisita banda sonora.

6. Pesadilla antes de Navidad (1993)

La divertida aventura de Jack Skellington, el Rey de la “Ciudad de Halloween”, al descubrir por accidente la “Ciudad de la Navidad” y su fascinación por este extraño y alegre mundo lleno de color es cautivadora. Una película bella y siniestra a partes iguales, que nos ha dejado una de nuestras parejas favoritas de todos los tiempos: Jack y Sally.

7. El Grinch (2000)

Se trata de uno de los personajes navideños más míticos de Estados Unidos. Sin embargo, no fue hasta la llegada de la adaptación en la gran pantalla con Jim Carrey como protagonista cuando realmente conocimos la historia del Grinch en España. Un ser verde, peludo y amargado con un corazón dos tallas más pequeño de lo normal que odia la Navidad y a los habitantes de Villaquién. Además, todavía nos gusta más si pensamos que la pequeña Cindy Lou acaba convirtiéndose en Jenny Humphrey en Gossip Girl y después en la líder de la banda de hard rock The Pretty Reckless. Lo que nos gusta un buen salseo…

8. Harry Potter y la piedra filosofal (2001)

¿Quién no se ha imaginado pasando las Navidades en Hogwarts, cenando en el Gran Comedor? Aunque las aventuras de Harry, Ron y Hermione son buenas para cualquier momento del año sobre todo desde que Netflix subiera toda la saga, hay algo en esta primera entrega que la hace perfecta para ver en Navidad. Y si no quieres que la magia y el universo de J.K. Rowling te abandone, ya sabes qué pedirte estos Reyes…

9. Love Actually (2003)

Dieciséis años han pasado desde que se estrenara, así que ya podemos considerarla un clásico de las Navidades. Hugh Grant, Keira Knightley, Andrew Lincoln, Emma Thompson, Colin Firth, Alan Rickman… ¿Necesitas más razones? Después de su éxito aparecieron muchos otros títulos navideños aderezados de un gran elenco —como por ejemplo Vacaciones (2006) o Noche de fin de año (2011), pero nada supera a esta comedia romántica británica y las grandes escenas que nos ha dejado en la memoria. “To me yo are perfect”, el Primer Ministro británico bailando en el 10 de Downing Street escena que, por cierto, Grant se negaba a rodar o la carrera que se marca Samuel, romántico incurable, en el aeropuerto de Gatwick son solo algunas de las más destacadas.

10. Frozen (2013)

Vale, lo admitimos. Puede que no sea un clásico todavía, pero lo será. Sobre todo con el reciente estreno de su secuela y el éxito sin precedentes que tuvo esta película, no se puede negar que Elsa, Anna, ¡y Olaf! nos acompañarán durante mucho, pero que mucho tiempo.

Fuente: Los 40

Comentarios