Meghan Markle admitió que filtró información a los autores de su biografía no autorizada

 Meghan Markle admitió que filtró información a los autores de su biografía no autorizada

Meghan Markle

Comparte en tus redes

Después de que sus autores y de que la propia Meghan Markle hayan negado en infinidad de ocasiones cualquier participación de la duquesa de Sussex en la biografía “Finding Freedom”, ahora se dio a conocer que la ex actriz sí filtró información a través de un amigo a los periodistas Omid Scoobie y Carolyn Durand, quienes lanzaron el libro en agosto pasado, siendo este un gran éxito de ventas.

Esta nueva información ha sido revelada en el marco del juicio que la esposa del príncipe Harry mantiene con Associated Newspapers, grupo editorial del tabloide Mail on Sunday, por, entre otras cosas, publicar una carta que le escribió a su padre, Thomas Markle, en agosto de 2018, tres meses después de su boda real.

Para intentar dar su versión de los hechos, Markle pidió a un amigo que hablase con los escritores. También reveló que escribió la misiva a su padre, con quien estaba peleada, siguiendo los consejos de dos miembros de alto rango de la familia real británica en un intento de que dejara de hablar con la prensa.

En la última ronda de documentos presentados ante el Tribunal Superior de Londres, los abogados de la duquesa alegan que su cliente estaba preocupada por las declaraciones de su padre en los medios de que ella lo había “abandonado”. “En consecuencia, ella envió a una persona -a la que sabía que ya se habían acercado los autores- para evitar cualquier tergiversación adicional”, señaló el equipo legal.

“No sabe en qué medida ni en qué términos se compartió con los autores esta información sobre las comunicaciones con su padre”, indicó el equipo legal de la duquesa. Y además señalaron en la presentación judicial que desconocen si el equipo de comunicaciones del Palacio de Kensington se puso en contacto con los autores de “Finding Freedom” en su nombre.El libro "Finding Freedom", una biografía no oficial del príncipe Harry y Meghan Markle (Reuters)El libro “Finding Freedom”, una biografía no oficial del príncipe Harry y Meghan Markle (Reuters)

Markle interpuso una demanda contra el periódico por hacer público un extracto de una carta que le escribió a su padre tras no asistir a su boda real con el príncipe Harry. El equipo legal de la duquesa presentó sus alegaciones ante el Tribunal Superior de Londres el 11 de noviembre de 2019. En los documentos legales acusa al periódico de imprimir historias “falsas” sobre ella para perjudicarla públicamente.

En la demanda alega que violaron su privacidad debido a que era un documento confidencial que escribió ella misma, y el segundo por quebrantar los derechos de propiedad intelectual, ya que eran palabras originales que habían salido de su cabeza. Sin embargo, los abogados de la editorial señalan que la carta no fue totalmente de la autoría de Meghan.

El contenido de la misiva parece que no salió al completo de la cabeza de la duquesa, sino que fue asesorada y ayudada por personal del palacio de Kensington “Jason Knauf, quien fue secretario de comunicaciones del duque y la duquesa de Cambridge y el duque y la duquesa de Sussex, y otros miembros del equipo de comunicaciones del palacio de Kensington contribuyeron a la redacción de carta. Como resultado, la nota no fue una ‘creación intelectual propia’ de la señora Meghan Markle”, se lee en los documentos judiciales que se hicieron públicos recientemente.

El príncipe Harry, sexto en el orden de sucesión a la corona británica, denunció en múltiples ocasiones la presión de los medios sobre su pareja y los convirtió en la razón principal de su retiro de la familia real, anunciado en enero y efectivo a principios de abril.

El inicio del juicio estaba previsto para el 11 de enero, pero la propia Markle, de 39 años, pidió retrasarlo “por razones confidenciales”. Durante una audiencia online, el juez Mark Warby aceptó el pedido de la duquesa. La fecha exacta se determinará más adelante.Un retraso que Thomas Markle está intentando impugnar, alegando que está dispuesto a ir a Londres a testificar, pero que está muy enfermo y podría morir antes de que llegue el día.

Este pedido judicial de la duquesa despertó rumores de que la pareja real – radicada en Los Ángeles- estaría esperando su segundo hijo.

Fuente: Infobae

Más noticias