El debate definitivo de la ley de Simplicidad y Progresividad Tributaria será el 9 de diciembre

 El debate definitivo de la ley de Simplicidad y Progresividad Tributaria será el 9 de diciembre

La Comisión de Régimen Económico comenzó la elaboración del informe para segundo debate de la Ley de Simplicidad y Progresividad Tributaria, enviada con carácter de urgente por el Ejecutivo y cuyo objetivo es recaudar al menos $600 millones extras en el 2020.

Daniel Mendoza (AP), presidente de la Comisión, informó que se ha conversado con el presidente de la Asamblea, César Litardo (AP), en el sentido de que la mesa podría terminar el informe hasta mañana y se convocaría al pleno, para tratar la ley en definitivo debate, el próximo lunes 9 de diciembre.

Tras la sesión, Mendoza explicó que los nudos críticos de la ley, es decir aquellos en los que no hay acuerdo, son el devengamiento del pago del espectro por parte de las telefónicas, a través de obras de infraestructura, el pago con bonos del Estado a los gobiernos seccionales y la contribución de las empresas que facturan más de un millón de dólares.

El asambleísta Patricio Donoso (CREO) admitió que existe la posibilidad de que a la hora de la votación se pueda dividir la ley en dos segmentos: uno del 80 % o más, en el que ya están de acuerdo todos los asambleístas de la Comisión, y otro segmento de los temas que no hallan consenso. Sin embargo, dijo que hasta el miércoles podría suceder que haya un acuerdo general y la ley se vote en un solo cuerpo.

Entre los temas en los cuales ya hay un consenso están, por ejemplo, el incremento del ICE a la telefonía celular para planes pospago. También un nuevo impuesto a las fundas plásticas, nuevas formas de calcular el impuesto a la renta con base en los ingresos. También hay acuerdo en la remisión de intereses, multas y recargos para los préstamos educativos, entre otros.

Esta tarde se espera que haya una nueva sesión de la Comisión y para el miércoles por la noche se podría dar la votación del informe en lo interno de esta mesa legislativa.

La ley tributaria que se discute en la Asamblea es clave también para cubrir en un porcentaje el déficit fiscal y viabilizar el acceso a financiamiento con el Fondo Monetario Internacional (FMI) en buenas condiciones (bajas tasas y largos plazos), opinó ayer Ruth Arregui, superintendenta de Bancos. A más de la ley tributaria, uno de los compromisos con el FMI que está pendiente es una reforma en el tema monetario y de ordenamiento de las Finanzas Públicas.

Sobre el tema, Arregui aseguró que el Código Monetario y Financiero actual no permite la modernización del sector financiero. Explicó que cada entidad que tiene que ver con el tema está reelaborando las propuestas correspondientes, a fin de que la Junta de Política de Regulación Monetaria y Financiera pueda presentar a futuro una nueva reforma.

Esto luego de que la Ley de Crecimiento Económico, que contenía dichas reformas, fuera negada por la Asamblea. En el caso de la Superintendencia, dijo, lo que más interesa es que se establezcan de manera expresa las facultades de control y sanción de la entidad.

Sobre las fechas de envío de la nueva norma a la Asamblea, explicó que estas se encuentran en manos del Ejecutivo. (I)

Fuente: El Universo

Comentarios