William Levy revela que las escenas de alta temperatura siguen siendo muy incómodas para él

 William Levy revela que las escenas de alta temperatura siguen siendo muy incómodas para él

Ni tantos años en la industria ni tantas telenovelas han logrado que William Levy le pierda el miedo y la incomodidad a las escenas sexuales. Así lo declaró el propio actor durante el estreno de su tan esperada película En brazos de un asesino, que tuvo lugar este domingo en Estados Unidos y en la que protagoniza algunas escenas subidas de tono.

Además de confesar que nunca se acostumbrará a recrear encuentros sexuales en los rodajes, admitió que la principal preocupación que tiene actualmente al protagonizar escenas de «alto voltaje sexual» es que las vean sus hijos Christopher y Kailey, frutos de su relación con la actriz mexicana Elizabeth Gutiérrez.

«Mi mamá y mi abuela me han visto desnudo un montón de veces, pero me preocupa más mis hijos y siempre les advierto que este tipo de cosas no pueden verlas, especialmente mi hija», dijo a Efe

Levy participó en varias telenovelas durante los años que vivió en México, en las que siempre interpretó al galán de la historia. Luego se mudó a Los Ángeles en busca del éxito en Hollywood y, aunque participó en producciones como Resident Evil: The Final ChapterAddicted y The single moms club, no logró consolidarse como actor en la competitiva industria.

Por tal motivo, el actor cubano decidió darle un giro a su carrera y comenzar a generar contenido y oportunidades, con los que pretende potenciar el mercado latino en Estados Unidos y para lo cual creó su productora William Levy Entertainment. 

En brazos de un asesino, dirigida por Matías Moltrasio y basada en el libro Killing Sarai de J.A. Redmerski, es la primera producción de Levy, en la cual ejerce no solo como actor principal sino también como productor y coguionista junto a Jeff Goldberg.

El actor de 39 años interpreta a Víctor, un asesino a sueldo aparentemente frío y sin sentimientos pero «un asesino que tiene un corazón», según lo describió el propio Levy. El guion se adaptó inicialmente en inglés, pero luego el cubano decidió traducirlo y hacer una película en español, algo en lo que no cedió a pesar de los múltiples cuestionamientos que recibió.

«Cuando dije que quería hacerla en español todo el mundo me decía que era mejor en inglés, que era un riesgo en español, pero yo no me lo pensé dos veces porque no me importaba el riesgo que estaba corriendo, lo estaba haciendo para mi público y eso es lo que más me llena», expresó.

Fuente: Cibercuba

Comentarios