• agosto 19, 2022

La República Centroafricana lanza su criptodivisa nacional y cosecha un resultado poco optimista

 La República Centroafricana lanza su criptodivisa nacional y cosecha un resultado poco optimista

La República Centroafricana se convirtió en el primer país africano en adoptar el bitcóin como moneda de curso legal en abril de este año.

Comparte en tus redes

La República Centroafricana ha puesto a la venta esta semana su criptomoneda nacional, el Sango Coin. Sin embargo, el controvertido proyecto tuvo un comienzo lento, ya que a pocas horas del lanzamiento solo se canjeó el 5% del objetivo inicial del Gobierno, recoge Reuters.

Hasta este miércoles, solo se habían adquirido 1,2 millones de dólares de los 21 millones iniciales que se pusieron a la venta, según el sitio web oficial del proyecto. La inversión mínima de 100 dólares, pagados en criptodivisas, incluyendo bitcóin y USDT, fue recortada el domingo pasado desde un mínimo previsto de 500 dólares, a pesar de que las autoridades centroafricanas lanzaron su moneda digital con la proyección de recaudar unos 1.000 millones de dólares con sus ventas en el próximo año. 

La República Centroafricana se convirtió en el primer país africano en adoptar el bitcóin como moneda de curso legal en abril de este año. El anuncio generó preocupación en el Fondo Monetario Internacional y el banco central regional, debido a los problemas de conectividad y pobreza en el país. Asimismo, la caída generalizada del mercado de las criptomonedas este año no disuadió al Gobierno, que argumenta que Sango Coin atraerá la inversión extranjera y ayudará a poner en marcha el sector minero del país.

El propósito de Sango es acelerar la “tokenización” de los recursos naturales del país. “Es la iniciativa económica más progresista en África y en otros lugares”, subraya un comunicado de prensa compartido por el presidente de la nación, Faustin Archange Touadéra.

El proyecto Sango ha sido criticado porque todavía se desconocen muchos detalles sobre el mismo, como la tecnología que utiliza, el tipo de precio, o los patrocinadores que lo respaldan. “Un criptoproyecto que no vende su meta inicial es una mala señal”, indicó Joseph Edwards, jefe de estrategia financiera de Solrise, una firma de inversión en cripto. “Es difícil obtener una lectura precisa de las cosas debido a la estructura deliberadamente oscura de toda la moneda y del proyecto”, agregó. (I)