• agosto 7, 2022

La ID está obligada a reinventarse luego de sufrir crisis interna

 La ID está obligada a reinventarse luego de sufrir crisis interna

Asambleístas en una reunión luego de una rueda de prensa el día en que se votó por la destitución de Yeseña Guamaní. Foto: Julio Estrella / EL COMERCIO

Comparte en tus redes

El Consejo Nacional Electoral (CNE) puso fin a la pugna interna que desgranó a la Izquierda Democrática (ID), desde hace dos meses y medio. 

El ente electoral reconoció a Enrique Chávez como presidente encargado y el exprincipal, Guillermo Herrera, no apelará la decisión. 

Ahora ese partido político se enfrenta a la necesidad de reinventarse para afrontar dos escenarios: la fractura del bloque en la Asamblea y las seccionales del 2023.  

Los resultados de la ID en las elecciones generales del 2021 fueron una de las sorpresas del proceso. Su candidato a la Presidencia, Xavier Hervas, no solamente quedó en cuarto lugar, sino que también obtuvo el 11,81% de la votación pluripersonal con lo que logró 18 curules en la Asamblea.  

La ID fue la cuarta fuerza política en el Legislativo. Puso los votos para designar a Guadalupe Llori como presidenta y consiguió dos puestos en el Consejo de Administración Legislativa (CAL).  

Ahora, Llori no está y, con la destitución de Yeseña Guamaní de la vicepresidencia del Legislativo, no tiene ningún miembro en el CAL. Solamente está Johana Moreira, quien fue expulsada mientras Herrera era presidente de la ID.  

Un año y dos meses después de las elecciones, la cuarta fuerza política ya no tiene los 14 legisladores que se requieren para conformar una bancada. Actualmente hay 10 asambleístas orgánicos. 

Para el analista político Esteban Ron, el resultado de Hervas produjo el efecto de arrastre electoral legislativo. Eso aumentó significativamente la representación en la Asamblea. Al ser una sorpresa, la cohesión interna nunca funcionó. 

“Cuando se generan más espacios de decisión legislativa afloran los conflictos de poder por nichos de decisión y representación; lo que ha sucedido ahora ya que no hay direccionamiento ni disciplina orgánica”, señala Ron. 

Primarias 

En ciudades como Quito, la ID todavía no se ha pronunciado sobre precandidatos para la Alcaldía y la Prefectura. En las seccionales del 2019, este partido alcanzó cuatro concejalías en alianza con el movimiento Vive, por ejemplo.  

Desde el viernes 22 de julio y hasta el 5 de agosto del 2022, las organizaciones políticas deberán realizar sus primarias. Una de las resoluciones de la convención del partido fue facultar a la dirigencia provincial para armar las listas de cara al 2023. Sin embargo, aún no hay nada claro respecto a candidatos. Chávez dice que irán con postulantes en todas las provincias. 

Tampoco se sabe aún de posibles alianzas. Chávez dice que se podría recurrir a esa modalidad, sin citar en qué provincias o ciudades. Por ejemplo, uno de los candidatos a la Alcaldía de Quito, Pedro José Freile, la semana pasada agradeció a la ID su apoyo. 

La situación en la Asamblea 

Chávez dice que, en lo que tiene que ver con la Asamblea, apostará por la reunificación del bloque. Según el nuevo presidente de la ID, hay la predisposición de los legisladores. Para este miércoles 20 de julio está previsto que se anuncie la transición hacia la nueva directiva. Una de las primeras acciones será un acercamiento con los legisladores. 

Marlon Cadena menciona que se ha solicitado a Chávez revisar la expulsión de los cinco legisladores. Eckenner Recalde, uno de los seis expulsados, se separó de la ID tras la denuncia de supuestos cobros a sus colaboradores.   

Puntos de vista

‘Debe existir un proceso de reconciliación’ 

Daniel Crespo, catedrático

Desde el inicio del período legislativo vimos cómo se formaban dos facciones. Este año eso se hizo muy evidente. Hay una pugna entre esas facciones. Una más ligada a las viejas figuras y otra de los asambleístas más jóvenes que han estado detrás de la designación de Enrique Chávez.  En ese escenario debe existir un proceso de reconciliación o podríamos asistir a la fractura del partido. El nuevo presidente es quien se encargará de llevar adelante las elecciones internas del partido y la designación de los candidatos. Si en ese proceso no incluye una reconciliación con el bando que se ha sentido desplazado con la remoción de Herrera, se corre el riesgo de que figuras históricas dejen la ID. 

‘Las seccionales serán una prueba de fuego’  

Pedro Donoso, analista Político

La búsqueda va a ser la unificación. El escenario en donde se podrá ver con mayor claridad eso será en el bloque legislativo. Pero no se sabe si llegan a unificarlo para la elección de vicepresidentes. Esto porque no cumple con el número de asambleístas para ser bancada. Si se da esa negociación, esa reunificación tendrá ganadores y perdedores. Los primeros pueden ser quienes fueron expulsados. Así se podría lograr que Joahanna Moreira sea una de las candidatas.  El punto es que están contra el tiempo. Si no hay una reunificación se quedarán fuera de las seccionales. Veo que la ID se sobrestima de los logros que puedan alcanzar en eses elecciones.

Fuente: El Comercio