• julio 7, 2022

Joe Biden insta al Congreso a suspender el impuesto a la gasolina por 90 días

 Joe Biden insta al Congreso a suspender el impuesto a la gasolina por 90 días

El impuesto federal sobre la gasolina es de 18 centavos por galón y de 24 centavos por galón de diésel.

Comparte en tus redes

El presidente de EE.UU., Joe Biden, instó este miércoles al Congreso a suspender la vigencia de los impuestos sobre los precios de la gasolina y el diésel por espacio de 90 días para mitigar la subida de los precios.

“Hoy llamo a una moratoria fiscal federal para la gasolina, una moratoria fiscal estatal”, expresó el mandatario estadounidense. Según Biden, la medida ayudará a reducir en un dólar o más el precio del galón de gasolina.

El impuesto federal sobre la gasolina es de 18 centavos por galón y de 24 centavos por galón de diésel. Mientras, el valor promedio de la gasolina de grado regular en las gasolineras estadounidenses se sitúa en los 4,955 dólares por galón (una medida equivalente a 3,785 litros), según los datos de la Asociación Estadounidense de Automóviles (AAA, por sus siglas en inglés). El récord histórico se registró el pasado 14 de junio, cuando el precio llegó a los 5.016 dólares por unidad.

Biden afirma que el aumento de los precios es un "subproducto" de la ayuda a Ucrania

En su discurso, el presidente estadounidense atribuyó a la operación militar rusa en Ucrania el aumento drástico de los precios de combustible en EE.UU., que han subido casi dos dólares por galón en los últimos tres meses. “A todos los republicanos que me critican por los precios altos en EE.UU., ¿están diciendo que preferimos tener precios de gasolina más bajos en EE.UU. que el puño de hierro de Putin en Europa?”, preguntó Biden.

“Podríamos haber hecho la vista gorda ante los métodos asesinos de Putin, y el precio de la gasolina no habría subido como lo ha hecho. Creo que eso habría sido un error. Creo entonces, y creo ahora, que el mundo libre no tenía otra opción“, sostuvo el inquilino de la Casa Blanca, al defender su decisión de haber impuesto las sanciones contra Moscú por su operativo en Ucrania.

En esa misma línea, desde la Casa Blanca señalaron en un comunicado que la medida va destinada a ofrecer alivio a los “consumidores estadounidenses afectados por el aumento de precios del [presidente ruso, Vladímir] Putin”.

Además, la Administración Biden enumeró una serie de medidas ya adoptadas para reducir el costo de la gasolina. Así, el presidente anunció la liberación diaria de un millón de barriles de petróleo de la reserva estratégica del país. En paralelo, instó a los socios internacionales de Washington de incrementar la oferta, lo que se materializó en la liberación de un total de 240 millones de barriles de crudo en el mercado. Entre otros pasos, figuran la expansión del acceso a los biocombustibles como E15 (gasolina que se usa como una mezcla de etanol del 15 %) para incrementar la oferta, así como el diálogo con el sector petrolífero con miras a aumentar la capacidad de producción de las refinerías.

Putin atribuye la inflación en EE.UU. y en la UE a las políticas “irresponsables” de Occidente

Por su parte, Putin señaló la semana pasada durante su discurso en el Foro Económico Internacional que el drástico aumento de las tendencias inflacionistas en los mercados de materias primas y de productos básicos ya era “un hecho” mucho antes del inicio del conflicto en Ucrania. “El mundo se ha visto abocado a esta situación por años de políticas macroeconómicas irresponsables por parte de los llamados países del G7, entre las que se encuentran la emisión no controlada y la acumulación de deuda no garantizada“, acentuó. El mandatario ruso subrayó que tales procesos se intensificaron con el inicio de la pandemia del covid-19 en 2020.

“La pregunta es: ¿qué tiene que ver nuestra operación militar en Donbass? No tiene nada que ver en absoluto“, reiteró Putin. En este sentido, remarcó que las autoridades de los países occidentales no inventaron otra receta que poner en marcha la impresión de billetes. Además, mencionó que la masa monetaria en EE.UU. creció en más del 38 % en los últimos dos años, aunque antes, tal aumento se producía durante “decenios”. Mientras, la oferta monetaria de la Unión Europea también se disparó en un 20 % en un par de años.

“Últimamente, escucho cada vez más […] todos escuchamos sobre la llamada inflación de Putin en Occidente. Cuando veo esto, siempre pienso a quién va dirigido este disparate: a los que no saben leer ni escribir, eso es todo. Los que al menos saben leer, entienden qué es lo que está ocurriendo realmente”, dijo, al volver a indicar que el aumento de precios actual en Occidente es el resultado de “errores sistemáticos” de la política económica de la Administración Biden y los Estados europeos. (I)

RT.