• agosto 15, 2022

Gobierno prevé insistir con la reforma laboral y la ley de inversiones

 Gobierno prevé insistir con la reforma laboral y la ley de inversiones

Francisco Jiménez, ministro de Gobierno. Foto: Julio Estrella / EL COMERCIO

Comparte en tus redes

El ministro Francisco Jiménez conversó con EL COMERCIO el miércoles pasado, un día antes de que la Asamblea reconfigurara el Consejo de Administración Legislativa (CAL), eligiera vicepresidentes y dejara de lado el proyecto del ley de comunicación del Gobierno. La pugna con la Asamblea sigue. 

¿Cómo viabilizarán proyectos de ley, entre ellos la ley de inversiones?

No hemos renunciado a la ley de inversiones. También está en agenda la reforma laboral. Lo que sucede es que la Asamblea estuvo 56 días sin vicepresidentes. Hace un par de meses se cambió a la Presidenta. Es decir, ha tenido muchos cambios y eso ha detenido su trabajo. Nosotros hemos estado a la expectativa de que la institución se estabilice.  

¿Cuál será la estrategia para los acercamientos?  

En el espurio proceso o intento de destitución del Presidente hubo algunas revelaciones en términos de que algunas organizaciones políticas apostaron por la institucionalidad. Por ejemplo, nos parece razonable recomponer lazos con el Partido Social Cristiano, la Izquierda Democrática y con algunos asambleístas de Pachakutik para ver la manera de impulsar estas leyes. Y con los otros, pues también. Aspiramos a que prime el  interés nacional.

¿Cómo actuará frente a la nueva mayoría y con dos vicepresidencias de oposición?

Se puede trabajar con una oposición siempre y cuando sea responsable y actúe en función de los grandes intereses nacionales. Lo que sería más difícil es actuar respecto de una oposición que más bien esté viendo intereses coyunturales. Todavía es muy temprano para decirlo. Existe la posibilidad de que se conforme un Consejo de Administración Legislativa (CAL) que mantenga una agenda de enfrentamiento permanente con el Ejecutivo. Se reunió el BAN con el Presidente por la agenda legislativa. ¿Cuáles son las prioridades?   

Ley de inversiones, reforma laboral, ley de comunicación y la reforma a la Ley de Educación Superior (LOES) son cuatro leyes que nos parecen importantes. Hay otros temas que serán presentados en el futuro por el jefe de bancada. speramos que una vez que se termine de designar a las autoridades, podamos definir las leyes complementarias que vamos a impulsar.

 ¿La focalización del subsidio de los combustibles requerirá más tiempo? ¿Por qué resulta tan difícil un acuerdo con el movimiento indígena?

Porque técnicamente no es fácil. Es un tema que en el Gobierno lo hemos revisado por más de seis meses. Uno de los grandes problemas de la focalización es el contrabando y el mercado negro. También lo es que haya distorsión en el subsidio y que en vez de ir a quienes más lo necesitan pues vaya a quienes no. Son cosas que hay que evitar. Por eso hay que tomarse el tiempo, trabajar con responsabilidad y buscar la manera de establecer criterios adecuados. Sí se requerirá más tiempo.

¿Qué otros temas requerirán más tiempo? 

Petróleo y minas es duro. Hay una visión desarrollista que tiene que entender el país y una visión ambientalista y conservacionista que tienen las organizaciones. Tenemos que buscar la manera de conciliar entre todos eso criterios. Creo que ahí hay bastante tela que cortar aún. El Gobierno no controla todos los escenarios. Hay procesos legales en marcha y está la Asamblea. 

¿Qué harán para que no se interrumpa la agenda gubernamental?

Cada quien tiene que determinar hasta dónde pretende llegar. Nosotros controlamos nuestro escenario. Y dentro de eso estamos actuando con la mayor responsabilidad. La justicia tiene que hacer su trabajo. Esperamos que lo haga sin temor ni favor con nadie. Nuestro afán no es perseguir. No tenemos agenda de revancha. El movimiento indígena ha trazado su agenda y prioridades. 

¿Eso no altera las prioridades del plan del Gobierno?

Creo que las enriquece porque reconoce e incorpora nuevos insumos a la discusión y al proceso de toma de decisiones. En lo que respecta al Gobierno hay una sola cabeza: el Presidente. Las autoridades pueden cambiar en los ministerios. Pero la política que ha seguido el Gobierno se ha mantenido.

¿Con qué otros sectores conversarán para llegar a acuerdos y que no se realicen nuevas protestas? 

Nosotros no somos una cofradía. Queremos conversar con los distintos gremios que existen en el país. Al final, cada quien tiene su razón.  Lo que pasa es que tenemos que hacerlo con una metodología definida y con la voluntad definida de llegar a resultados. (I)

EC.