• septiembre 16, 2021

FILOSOFÍA WELL

Comparte en tus redes

Well la nueva tendencia de la arquitectura ecoamigable y sontenible

La filosofía WELL busca el bienestar físico y emocional de los usuarios de un espacio, sostiene que existe una relación directa entre la rentabilidad de la empresa y el compromiso que esta tenga con la salud de sus colaboradores.

Más allá de ser una filosofía, es un sistema de certificación gestionado por el International WELL Building Institute y está avalado por el Consejo de Construcción Ecológica de Estados Unidos (USGBC, siglas en inglés), una organización sin fines de lucro que promueve la construcción de edificios verdes, el uso de materiales ecoamigables y las técnicas de arquitectura responsable.

Este instituto reconoce que la pieza faltante para hablar sobre arquitectura sostenible es construir para las personas. Ya existía hace años la certificación LEED que evaluaba la relación del edificio con el medio ambiente, ahora tenemos a WELL que cierra el círculo y pone a los seres humanos en el centro de todo proceso de construcción y diseño.

Es un modelo que hasta ahora sólo se aplicaba en grandes corporaciones, debido a que sólo las empresas de este tipo contaban con el presupuesto requerido para alcanzar este tipo de estándares pero, debido a la pandemia mundial Covid-19 que atravesamos, su crecimiento se ha acelerado y su nombre se escucha cada vez más en entornos corporativos y laborales, inclusive hasta se habla de extender esta filosofía a los hogares, ya que el teletrabajo es una tendencia que ha venido para quedarse y está comprobado que los seres humanos pasamos más del 90% del tiempo entre los espacios de vivienda y trabajo.

El estándar WELL considera siete aspectos: aire, agua, alimentación, iluminación, actividad física, comodidad y mente. Una construcción para ser denominada WELL debe mejorar la nutrición , la actitud, el estado de ánimo , los patrones de sueño y el rendimiento de sus usuarios, es el nuevo reto de la arquitectura.

Acerca del Autor
Socia fundadora de Ediplarq Sandra Ricaurte