Evitar riesgos innecesarios

 Evitar riesgos innecesarios

En Ecuador finalizó el Estado de excepción e inicia una nueva etapa de cuidado en el país

Comparte en tus redes

Culminó ayer el estado de excepción y aunque ha disminuido el número de contagios y muertes por COVID-19, la pandemia no ha terminado. A partir de hoy, el comportamiento que cada persona tenga respecto a prevenir situaciones de riesgo será determinante para el cuidado personal y de las personas con las que interactúa en el hogar y fuera de este, teniendo en cuenta que los adultos mayores, menores de edad o personas con discapacidad deben mantener el aislamiento por ser vulnerables.

El Gobierno ha señalado que, para precautelar la salud de la ciudadanía, la educación se mantendrá de forma virtual y se seguirá priorizando la modalidad de teletrabajo.

Pese a que con la finalización del estado de excepción terminan las restricciones a la libre asociación, el Comité de Operaciones de Emergencia (COE) nacional pide evitar la organización de reuniones o fiestas, así como actividades similares que puedan constituir focos de infección.

Se debe evitar permanecer en lugares cerrados o de poca aireación donde haya hacinamiento y mayor propensión al contacto físico, porque estos factores favorecen la transmisión del virus.

Quienes sospechen haberse contagiado o presenten síntomas asociados al COVID-19 deben aislarse, reportar su caso llamando al 171 para asistencia médica y notificar a las personas con las que tuvo contacto para que estén alerta y tomen las precauciones respectivas; es fundamental cortar la propagación del coronavirus.

Antes de decidir realizar una actividad que involucre interacción con personas ajenas a su círculo habitual, es importante evaluar el riego al que se expone y cómo ello incidirá en las personas con las que vive o se relaciona. Si es inevitable realizar la actividad, no se debe descuidar la recomendación de usar la mascarilla cubriendo boca y nariz, mantener la distancia física de al menos dos metros entre personas y lavarse las manos con frecuencia o usar alcohol para su desinfección. Todas las precauciones se justifican para preservar la salud y la vida. (O)

Fuente: El Universo

Más noticias