• octubre 6, 2022

El reconocido economista que predijo la crisis financiera de 2008 augura una recesión mundial “severa, larga y fea”

 El reconocido economista que predijo la crisis financiera de 2008 augura una recesión mundial “severa, larga y fea”

Nouriel Roubini.

Comparte en tus redes

El economista estadounidense Nouriel Roubini, conocido como ‘Dr. Doom’ por su acertada predicción sobre la crisis financiera de 2008, afirmó en una entrevista con Bloomberg que a finales de 2022 comenzará una recesión “severa, larga y fea” en EE.UU. y en todo el mundo. También cree que el índice bursátil S&P 500 podría caer un 40%. “Incluso con una recesión leve, el S&P 500 puede caer un 30%”, destacó.

“Muchas instituciones ‘zombis’, hogares ‘zombis’, empresas, bancos, bancos ‘en la sombra’ y países ‘zombis’ podrían morir“, pronostica Roubini. Sostiene que los grandes ratios de endeudamiento arrastrarán a las empresas y los gobiernos.

Según el analista, sería una “misión imposible” para la Reserva Federal estadounidense alcanzar el objetivo de inflación del 2% sin un ‘aterrizaje forzoso’ (reducción de la economía). Estima que el tipo de interés en EE.UU. se situará entre el 4% y el 4,25% a finales de año. Sin embargo, en 2023 podría llegar al 5% a medida que avance la crisis.

El economista entiende que se avecina un proceso de estanflación como el de los años setenta y un sobreendeudamiento masivo al igual que durante la crisis financiera mundial. Las elevadas cifras de inflación impedirán a los gobiernos poner en marcha estímulos fiscales y las empresas tanto como los bancos en la ‘sombra’, los fondos de cobertura, de capital privado y de crédito “van a implosionar”.

No va a ser una recesión corta y superficial, va a ser severa, larga y fea”, subrayó.

En su nuevo libro, ‘Megathreats’, Roubini enumeró 11 desafíos que pueden reducir el crecimiento potencial al aumentar el costo de producción. Entre ellas, la desglobalización, el proteccionismo, la reubicación de las fábricas de China y Asia en Europa y EE.UU., el envejecimiento de la población en las economías avanzadas, las restricciones migratorias, las tensiones entre Washington y Pekín, el cambio climático global y las pandemias recurrentes. “Es sólo cuestión de tiempo que tengamos una próxima pandemia desagradable”, señaló. (I)

RT.