• agosto 19, 2022

Diego Ordóñez fue designado secretario de Seguridad Pública y del Estado

 Diego Ordóñez fue designado secretario de Seguridad Pública y del Estado

Quito, 2 de agosto de 2022. El presidente Guillermo Lasso posesionó a Diego Ordóñez como titular de la Secretaría Nacional de Seguridad Pública y del Estado. Foto: tomada de la cuenta de Twitter del presidente Guillermo Lasso.

Comparte en tus redes

Diego Ordóñez dejó de ser consejero de Gobierno para asumir las riendas de la nueva Secretaría Nacional de Seguridad Pública y del Estado, creada el 2 de agosto mediante el Decreto Ejecutivo 514.

El presidente Guillermo Lasso posesionó a Ordóñez en el cargo la tarde del martes. El mandatario compartió en redes sociales imágenes de la designación oficial de Ordóñez, en el Palacio de Carondelet.

La Secretaría Nacional de Seguridad Pública y del Estado elaborará políticas públicas, planificación y coordinación de acciones en materia de seguridad.

“Sabemos que no será una tarea fácil, pero contará siempre con nuestro apoyo. ¡Éxitos en este desafío!”, publicó Lasso.

Ordóñez fue nombrado consejero de Gobierno para asesoría en temas políticos el 14 de marzo de este año. Llegó al cargo luego de renunciar a su curul en la Asamblea Nacional, donde fue legislador por Pichincha del movimiento oficialista CREO.

Según el Decreto Ejecutivo 514, la Secretaria Nacional de Seguridad del Estado está adscrita a la Presidencia de la República, tendrá autonomía administrativa y financiera.

La nueva entidad será responsable de la elaboración de las políticas públicas, planificación integral y coordinación de los organismos que conforman el Sistema de Seguridad Pública y del Estado, además, se encargará de dar seguimiento y evaluar las acciones aprobadas en materia de seguridad.

La Secretaría tiene 16 atribuciones a su cargo, entre las cuales se destacan preparar el Plan Nacional de Seguridad Integral, coordinar acciones con el Centro de Inteligencia Estratégica, y preparar el plan y ejecución de la movilización nacional cuando las circunstancias de crisis o conmoción nacional lo exijan. (I)

Fuente: El Universo