• septiembre 25, 2022

China sanciona a ejecutivos de Raytheon Technologies y Boeing Defense por la venta de armas de EE. UU. a Taiwán

 China sanciona a ejecutivos de Raytheon Technologies y Boeing Defense por la venta de armas de EE. UU. a Taiwán

La portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores dijo que la medida se tomó para salvaguardar la soberanía y los intereses de seguridad del país.

Comparte en tus redes

China sancionó a los directores generales del grupo empresarial estadounidense Raytheon Technologies y Boeing Defense, responsable de los productos y servicios de defensa de Boeing, por la venta de armas a la isla de Taiwán, recogen los medios locales.

La portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores, Mao Ning, dijo en una rueda de prensa ordinaria que para salvaguardar la soberanía y los intereses de seguridad de China, el Gobierno decidió imponer sanciones a Gregory Hayes, presidente y director general de Raytheon Technologies, y a Ted Culbert, presidente y director general de Boeing Defense, que participaron en la venta de armas.

Según la vocera, la venta de armas socava gravemente la soberanía y los intereses de seguridad de China y daña gravemente las relaciones entre ambos países, así como la paz y la estabilidad en el estrecho de Taiwán. Además, destacó que es una violación flagrante del principio de una sola China y de las disposiciones de los tres comunicados conjuntos chino-estadounideses.

Al mismo tiempo, instó al país norteamericano y a las partes relevantes a detener los tratos de armas con Taipéi.

En febrero, China decidió tomar contramedidas contra Raytheon y Lockheed Martin después de que EE.UU. anunciara la venta de actualizaciones de misiles Patriot por valor de 100 millones de dólares a la isla.

Por otro lado, el Comité de Relaciones Exteriores del Senado estadounidense aprobó este miércoles un proyecto de ley para reforzar los lazos con Taiwán y dotarle más material militar, según el cual, recibiría en un plazo de cuatro años 4.500 millones de dólares para fines de defensa. Mientras, los funcionarios de la Administración Biden sostienen que el proyecto podría poner en peligro la política estadounidense de “una sola China”. (I)

RT.