• agosto 7, 2022

‘Alexis Mera debía ser liberado, pero se dictaron medidas alternativas para evitar un escándalo’, reveló Édgar Flores, exjuez de la Corte Nacional de Justicia

 ‘Alexis Mera debía ser liberado, pero se dictaron medidas alternativas para evitar un escándalo’, reveló Édgar Flores, exjuez de la Corte Nacional de Justicia

Quito, 4 de agosto de 2022. Édgar Flores, exjuez de la Corte Nacional de Justicia, compareció en el juicio político en contra del Consejo de la Judicatura. Fue uno de los magistrados destituidos en el proceso de evaluación. Foto: tomada de la Asamblea Nacional.

Comparte en tus redes

El exsecretario jurídico de la Presidencia, Alexis Mera, debió ser liberado inmediatamente cuando se levantó la orden de prisión preventiva en su contra por el delito de concusión, dentro del caso Arroz Verde; sin embargo la Corte Nacional de Justicia (CNJ) dictó medidas alternativas “para evitar un escándalo”. Así lo reveló el exjuez Édgar Flores, uno de los magistrados que integraron el Tribunal que en julio de 2019 resolvió la apelación del exfuncionario del gobierno de Rafael Correa.

Flores dio estas declaraciones la tarde del jueves 4 de agosto durante su comparecencia en el proceso de juicio político en contra del Consejo de la Judicatura (CJ), por supuesto incumplimiento de funciones, que lleva adelante la Comisión de Fiscalización de la Asamblea Nacional.

El exmagistrado apuntó que la verdadera razón de su destitución fue haber revocado la prisión preventiva a Alexis Mera, y no por el proceso de evaluación de la Judicatura, ya que su remoción se dio antes de conocer los resultados de dicha evaluación.

“¿Cuál fue el motivo de mi expediente de destitución? Haber aplicado la Constitución y la ley, ser un juez de vocación, no de equivocación. Si yo hubiese aceptado muchas de las propuestas, seguramente, estuviera todavía en la CNJ. El motivo fue haber revocado la orden de prisión preventiva del procesado Alexis Mera”, señaló el exjuez, que anotó ilegalidades e inconsistencias en la evaluación que la Judicatura aplicó a los magistrados.

Flores dijo que no se ha demostrado que se actuó en contra de la ley y relató cómo fue el procedimiento en que se basó la decisión del Tribunal. Explicó que se dictó prisión por el delito de concusión, lo cual fue apelado por Mera. Cuando transcurría el trámite para resolver ese recurso en el Tribunal de alzada, la Fiscalía reformuló cargos y retiró el delito de concusión; en su lugar dispuso los delitos de cohecho, asociación ilícita y tráfico de influencias.

“Por lo tanto, la pregunta es sencilla, no se necesita ser abogado aquí: si a mi me acusan de concusión, me ordenan la prisión preventiva por concusión y luego ya no se me acusa de eso, sino por otros delitos, ¿cómo podía mantenerse la orden de prisión preventiva por un delito que ya no estaba siendo acusado? Ahí lo que cabría, y esto tengo que decirlo, era la libertad inmediata, pero, sin embargo, a efecto de evitar el escándalo y todo lo demás, dispusimos medidas alternativas. Para despecho de muchos que nos acusaban como correístas y de que Mera ya estaba fuera del país, (el exsecretario) es el único de los sentenciados en el caso cohecho (Arroz Verde) que está cumpliendo pena”, dijo el exjuez Édgar Flores ante los legisladores de la Comisión de Fiscalización. “No se juzga personas, se juzga actos”, insistió.

En julio de 2019 el Tribunal de la CNJ sustituyó la prisión preventiva de Alexis Mera por las medidas de arresto domiciliario, prohibición de salida del país y el uso de grillete electrónico.

La confesión del exjuez sorprendió a los legisladoresViviana Veloz, miembro de la bancada correísta Unión por la Esperanza (UNES) e interpelante del juicio político a los vocales de la Judicatura, dijo que “es gravísimo” lo dicho por Flores, ya que la decisión se tomó “para evitar la presión mediática”. “Eso hoy sabe el país, lo sabe la Asamblea Nacional y lo conoce el mundo a través de esa revelación”, expresó la asambleísta.

Su compañero Comps Córdova agregó que aquello evidencia que existe una persecución en contra del correísmo.

Por su parte, el parlamentario Bruno Segovia (independiente), pidió explicaciones a Flores, puesto que no se justifica que el Tribunal haya resuelto el tema de esa manera. “Jueces de la Corte Nacional actuando con cálculos para evitar un escándalo. ¿Desde cuando acá aplicar el derecho y la justicia es escándalo”, criticó.

El exmagistrado respondió con cuestionamientos a los medios de comunicación. Dijo que los medios “hacen juicios paralelos” y que cuando en los juzgados no se resuelve según lo que se dice en la prensa “se constituye en una alarma, en un escándalo”. No obstante, Flores justició que la decisión no se adoptó por salvar la imagen del Tribunal, sino porque la ley también prevé revocar la prisión preventiva y dictar medidas sustitutivas.

La intervención del exmagistrado marcó el inicio de comparecencias por el juicio político a los vocales del Consejo de la Judicatura Fausto Murillo (actual presidente), Maribel Barreno y Juan José Morillo, y en contra de la expresidenta María del Carmen Maldonado, por supuesto incumplimiento de funciones en la evaluación de jueces y nombramiento de conjueces de la Corte Nacional de Justicia (CNJ), así como en la selección de fiscales provinciales.

El proceso fue impulsado por los correístas Viviana Veloz y Fausto Jarrín, sin embargo, ante la renuncia de Jarrín, la única interpelante es Veloz.

En el primer día comparecieron, además de Édgar Flores, los exjueces María Merchán, José Luis Terán y Juan Pablo Tinajero, quienes expusieron que la evaluación a la que fueron sometidos, y por la que salieron de la Corte, fue ilegal e inclusive hablaron de persecución. No asistieron los exmagistrados Miguel Jurado y Sylvia Sánchez Insuasti, que también estaban convocados a la sesión del jueves.

Tras escuchar a los exintegrantes de la Corte Nacional, la asambleísta Veloz comentó que con cada comparecencia se evidencia que “los vocales del Consejo de la Judicatura han ido secuestrando al Sistema Judicial”. Recordó que existe una sentencia de la Corte Constitucional que declaró inconstitucional la evaluación.

La sesión de la Comisión de Fiscalización fue suspendida a las 18:32 y se retomará el viernes. Hasta el 13 de agosto se prevé que intervengan un total de 105 personas. (I)

Fuente: El Universo