• agosto 8, 2020

Al menos la mitad de koalas en Australia habría muerto por incendios

 Al menos la mitad de koalas en Australia habría muerto por incendios
Comparte en tus redes

Al menos la mitad de la población de koalas en Australia, que no sufre una mortífera enfermedad y que es clave para «asegurar» el futuro de la especie, habría muerto después de que los incendios arrasaran una isla santuario, dijeron el domingo los servicios de rescate.

La isla Canguro, una turística zona natural frente a las costas del estado de Australia del Sur, es el hogar de muchas especies nativas, entre ellas los koalas, cuya población se estima en 50.000 individuos.

Los catastróficos incendios que asolan el sudeste del país desde hace cuatro meses han matado a cientos de miles de animales nativos solo en el estado de Nueva Gales del Sur, según los científicos

En los últimos días, las condiciones han empeorado. Un incendio se propagó rápidamente en la isla Canguro y arrasó el viernes 170.000 hectáreas, una tercera parte de la isla.

«Más del 50 % (de la población) ha desaparecido», dijo a la AFP Sam Mitchell, del parque natural de la Isla Canguro, que está recaudando fondos para tratar a los koalas heridos. «Las heridas son extremas. Otros se han quedado sin hábitat donde ir, así que morirán de hambre en las próximas semanas».

Según un estudio de la Universidad de Adelaida publicado en julio, los koalas de la isla Canguro son especialmente importantes para la supervivencia de la especie en estado salvaje ya que son el único grupo importante que no sufre de clamidia, una infección bacteriana asintomática que puede provocar ceguera, esterilidad y la muerte.

«Son un seguro para toda la población», dijo a la AFP Jessica Fabijan, que llevó a cabo la investigación. «Estos incendios están arrasando la población».

Según esta científica, los virulentos incendios en Nueva Gales del Sur y en la región Gippsland, en el estado de Victoria, donde viven las mayores comunidades de koalas, también terminarán con muchos otros animales.

«Es una de las mayores tragedias para la población desde finales del siglo XIX, cuando los cazaban por sus pieles», advirtió.

Al no sufrir la clamidia, los koalas de la isla no pueden ser trasladados, dijeron las autoridades estatales. Los veterinarios están cuidando a los animales heridos en la misma isla.

Unos 200 incendios siguen ardiendo este domingo en el sureste de Australia, donde las autoridades evaluaban los daños de la «catastrófica» jornada del sábado mientras crecían las críticas a la gestión de la crisis del primer ministro, Scott Morrison.

La bajada de casi 20 grados de las temperaturas dio un respiro a los bomberos, que este sábado, con fuertes vientos y máximas rozando en algunos puntos los 50 grados, tuvieron que elevar la alerta a nivel de emergencia en más de una veintena de focos.

Pese a ello, la situación seguía siendo complicada en sitios como Eden, una localidad situada en el sur del estado de Nueva Gales del Sur, donde se llamó a los vecinos a buscar refugio en estructuras sólidas ante la proximidad de las llamas, que dejaron el cielo de un color rojo oscuro.

Esta localidad se encuentra a menos de 60 kilómetros de Mallacoota, una población costera del estado de Victoria, de donde fueron evacuados en barcos de la Marina un millar de las 4.000 personas que quedaron cercadas por el fuego en la playa.

AFP y EFE

Más noticias