• agosto 18, 2022

$ 473 millones cobraron la CFN y BanEcuador a deudores en los últimos 12 meses

 $ 473 millones cobraron la CFN y BanEcuador a deudores en los últimos 12 meses
Comparte en tus redes

La Corporación Financiera Nacional (CFN) ha cobrado valores de la cartera -combinada entre vigente, vencida y un menor contingente de coactiva- por $ 333 millones, mientras que BanEcuador lo hizo por $ 140 millones, entre el segundo semestre del 2021 y el primer semestre del 2022.

A junio pasado, la CFN presenta una cartera neta de $ 780,5 millones, $ 1.431,7 millones de cartera bruta y 448 millones de cartera improductiva. Por su parte, BanEcuador posee una cartera neta de $ 1.071,9 millones, $ 1.432,7 millones de cartera bruta y una cartera improductiva de $ 360,7 millones. Entre ambas instituciones la cartera improductiva asciende a $ 776,1 millones.

Así lo indicó este miércoles, en Guayaquil, Iván Andrade, presidente del Directorio de la CFN y de BanEcuador, que en abril del 2023 concretarán su fusión en una nueva institución, el Banco de Fomento Económico; y que según indicó hasta ahora se han fortalecido para llegar de la mejor forma a este proceso.

Sobre la diferencia en la recuperación de cartera de ambas instituciones, Andrade explicó que las dinámicas son diferentes. Por ejemplo, recordó que en la CFN, desde julio del 2021, ya no se dan créditos, mientras que en BanEcuador sí se han seguido emitiendo. De julio del 2021 a junio pasado en BanEcuador se entregaron $ 437 millones a 105.000 deudores, lo que incluyen los créditos al 1 % que arrancó en enero pasado.

Mientras, en cuanto a los cobros, según Andrade, estos se reflejan en una mayor liquidez o disponibilidad de recursos.

Recordó que en el 2019 ambas instituciones tenían fondos disponibles por $ 1.070 millones, mientras que actualmente se tienen recursos por $ 1.857 millones.

“Ahí es donde nos hemos enfocado, para tener los recursos suficientes y seguir atendiendo a ello que es el primer piso”, sostuvo el funcionario.

Estas cifras fueron parte de un balance de los últimos doce meses de ambas instituciones que el directivo expuso, al recordar que en julio del 2021 se dispuso la realización de una valoración de activos de riesgo, para lo que se contrató a la empresa Deloitte,

PUBLICIDAD

Esta valoración, hasta finales del 2021, para la CFN, desembocó en la contabilización de las previsiones extraordinarias que deban realizarse y cómo activar y enfrentar los juicios de coactivas para cobrar a los deudores.

Sobre BanEcuador, Andrade señaló que este año también se efectuó la valoración de activos de riesgo y se han determinado las provisiones necesarias.

“Todo esto combinadamente nos permite a nosotros reforzar de nuevo ese objetivo que hemos estado persiguiendo, que conlleva la fortaleza financiera patrimonial de un banco público de desarrollo y, por otro lado, la optimización de gastos”, explicó Andrade, quien señaló que entre las dos instituciones tienen activos por un total de $ 5.080 millones.

“Es un activo que además viene depurándose, por eso hicimos la valoración de activos de riesgos”, señaló Andrade, quien añadió que cuando se anota el valor de la cartera neta de créditos ($ 1.852 millones), más otros activos como las acciones del Banco del Pacífico ($ 840 millones) y acciones de la CAF ($ 80 millones), es una fuerte conformación patrimonial en donde el total de patrimonio está en $ 1.600 millones, más las provisiones adicionales. Hasta junio pasado las provisiones acumuladas, entre ambas instituciones, ascendían a $ 1.011 millones.

Sobre los procesos coactivos, señaló que se ha procedido al embargo dentro de 109 procesos coactivos con un monto de $ 161 millones.

En cuanto a los gastos operativos, Andrade recordó que entre el 2020 y el 2021 ambas instituciones presentaron gastos por más de $ 117 millones, mientras que a junio de este año se ubicó en $ 47,4 millones, por lo que para finales del 2022 Andrade aspira a ahorrar aproximadamente $ 15 millones a $ 16 millones.

Recordó que en el caso de la CFN se cerrarán diez oficinas en diez diferentes ciudades a nivel nacional: Latacunga, Ambato, Esmeraldas, Ibarra y Riobamba; y en la Región 2: Loja, Machala, Manta, Cuenca y Salinas. Dentro de este proceso, Andrade, también reveló que entre ambas instituciones pasaron de tener 3.500 colaboradores a 3.000. Estas 500 -80 personas de la CFN y 420 de BanEcuador- han sido desvinculadas en los últimos seis meses. (I)

Fuente: El Universo