1550x220

El ex juez del Tribunal Supremo que anuló las condenas a Lula da Silva por corrupción asumió como ministro de Justicia de Brasil

Ricardo Lewandowski es amigo personal del presidente y cumplió un importante rol para sacarlo de la cárcel luego de que fuera sentenciado en la causa Lava Jato. Las concesiones al partido oficialista y a la pareja del mandatario.

El presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, anunció el pasado 11 de enero que el ex magistrado del Supremo Tribunal Federal Ricardo Lewandowski será su nuevo ministro de Justicia, en reemplazo del senador Flávio Dino.

Lewandowski, quien tiene 75 años, comenzará sus funciones este jueves. Amigo personal de Lula, cumplió un importante rol para limpiar su nombre luego de que el jefe de Estado fuera condenado en la famosa causa Lava Jato por corrupción y lavado de dinero.

Antes de asumir oficialmente el cargo, el ex juez ya tuvo gestos con el gobernante Partido de los Trabajadores (PT) y con la primera dama del país, Rosângela da Silva, más conocida como Janja. Tendrá entre sus principales asistentes a personas vinculadas a la agrupación del presidente y nombrará a tres mujeres, una exigencia expresada por la esposa de Lula.

En el que es uno de los nombramientos más importantes que hará en las próximas horas Lewandowski, destaca el nombre de Jean Uema para estar al frente de la Secretaría Nacional de Justicia. De esta forma, reemplazará a Augusto Arruda Botelho, del Partido Socialista Brasileño (PSB).

La prensa local recordó que el nuevo secretario era jefe del departamento de Asesoramiento Especial del Ministerio de Relaciones Institucionales, comandado por Alexandre Padilha, militante conocido en las filas del PT. Uema también es cercano al ministro de la Procuraduría General de la República, Jorge Messias; y al líder del gobierno en el Senado, Jacques Wagner, todos aliados a la formación gobernante.

Lula da Silva y su flamante ministro de Justicia, Ricardo Lewandowski en una conferencia de prensa en Planalto el 11 de enero (REUTERS/Adriano Machado)Lula da Silva y su flamante ministro de Justicia, Ricardo Lewandowski en una conferencia de prensa en Planalto el 11 de enero (REUTERS/Adriano Machado)

Otro dato que destacaron medios como O Globo es que Uema ya se desempeñó como coordinador jurídico de la dirección del PT en el Senado y de la dirección del partido en la Cámara de Diputados, además de ser jefe de gabinete durante el período en que Wagner fue ministro de la Casa Civil. El nuevo secretario forma parte del Grupo de Prerrogativas, que tiene vínculos con el partido.

Estos nombramientos además representan otras pérdidas para el PSB, que ahora se quedará sin su secretario ejecutivo con el cambio de Ricardo Cappelli por Manoel Carlos Almeida Neto; y sin la Secretaría de Seguridad Pública, vacante que pertenecía a Tadeu Alencar, ex diputado del partido; y que a partir de ahora ocupará Mário Sarrubbo, ex fiscal general del Ministerio Público de San Pablo.

Por su parte, Wadih Damous, ex diputado del PT, seguirá al frente de la Secretaría del Consumidor, en el que es otro guiño hacia la agrupación oficialista.

En otro orden, Lewandowski definió este miércoles que Sheila de CarvalhoEstela Aranha Marta Machado permanecerán en el Ministerio. “Todas las mujeres se quedan y serán honradas”, confirmó el ministro a la cadena Globo.

Cuando Lula anunció oficialmente a Lewandowski reveló la exigencia de la primera dama: “Janja espera que Lewandowski coloque a muchas mujeres en el ministerio”, confesó. En ese momento, el ministro respondió que la solicitud sería atendida “seguramente”.

Lula da Silva posa con Flávio Dino y Ricardo Lewandowski (REUTERS/Adriano Machado)Lula da Silva posa con Flávio Dino y Ricardo Lewandowski (REUTERS/Adriano Machado)

Enroque

Lula hizo un enroque dado que Ricardo Lewandowski, quien se jubiló en 2023 tras haber estado 17 años como magistrado de la Corte Suprema, sustituirá en el cargo de ministro de Justicia a Flávio Dino, ex gobernador de Maranhao y que precisamente asumirá el próximo 22 de febrero un mandato como magistrado en el Supremo. Su postulación, impulsada por Lula, fue aprobada en diciembre por el Senado.

“Estoy muy feliz porque estoy ante un compañero que está prestando un servicio extraordinario al país como ministro y que con toda razón el Congreso lo habilitó como magistrado, y feliz también porque tengo de mi lado izquierdo a un compañero que fue un extraordinario magistrado de la Corte”, afirmó Lula el pasado 11 de enero cuando juntó a los dos e hizo el anuncio.

El jefe de Estado recordó que conoció a su nuevo ministro cuando tenía 28 años y trabajaba en la alcaldía de São Bernardo do Campo, ciudad en la región metropolitana de San Pablo en la que Lula inició su carrera como líder sindical y político; y que tuvo “el honor” de postularlo al Supremo.

Lewandowski, quien como magistrado llegó a presidir el Supremo y el Consejo Nacional de Justicia, era considerado como el favorito de Lula para el Ministerio de Justicia por el rol que tuvo tanto en la anulación de las condenas por corrupción que le habían sido impuestas al jefe de Estado como en la intentona golpista del 8 de enero del año pasado.

El ahora ministro fue uno de los mayores críticos de las irregularidades que mancharon algunas de las acciones del Lava Jato, la mayor operación de combate a la corrupción en la historia de Brasil y por la que fueron condenados decenas de empresarios y políticos, incluyendo al propio Lula.

Además, fue uno de los principales opositores en el Supremo de la norma por la que los condenados en tribunales de segunda instancia, como era el caso de Lula, tengan que seguir sus procesos tras las rejas y sin derecho a libertad condicional.

El nuevo ministro, quien se desempeña como profesor titular de la Facultad de Derecho de la Universidad de San Pablo, la más prestigiosa del país, abandonó en abril pasado la Corte tras haber cumplido 75 años, la edad límite para ejercer ese cargo.

Entre los hitos importantes de su carrera, como miembro del Supremo, Lewadondowski se caracterizó por decisiones para garantizar los derechos de los procesados y los condenados, como el hábeas corpus colectivo que concedió en 2018 para liberar condicionalmente a todas las mujeres detenidas preventivamente y que estuviesen embarazadas o tuviesen hijos menores de 12 años.

Ya como titular de la Corte Suprema, presidió en 2016 el juicio político en el Congreso que concluyó con la destitución de la entonces presidenta Dilma Rousseff, aliada de Lula.

COMPARTIR ESTA NOTICIA

Facebook
Twitter

FACEBOOK

TWITTER


Warning: Undefined array key "feed_track" in /home/kchfm/public_html/wp-content/plugins/ultimate-twitter-feeds/includes/classes/Utfeed.php on line 61