1550x220

Gustavo Gómez y el duelo ante Cavani: “Es de elite, todos saben eso. Es un excelente definidor, muy bueno en el aire, un goleador muy completo”

Gustavo Gómez, capitán del Palmeiras que enfrentará a Boca Juniors en las semifinales de la actual edición de la Copa Libertadores, estuvo a punto de firmar para el Xeneize en el año 2018. Por pedido expreso de Guillermo Barros Schelotto, entrenador que lo había dirigido en Lanús, el defensor que por entonces pertenecía al Milan de Italia viajó a Buenos Aires y e hizo la revisión médica, pero… a último momento, el fichaje se cayó. En una entrevista con el sitio de la FIFA, el defensor paraguayo dio su versión del pase frustrado.

“¡El destino quería que me uniera al Palmeiras! Estaba todo preparado, estábamos listos para firmar, pero cuando fui a firmar el contrato hubo algunas pequeñas cosas que no nos gustaron. Todavía estaba muy cerca de suceder, pero gracias a Dios el destino me trajo a Palmeiras”, declaró Gómez, que ese mismo año formó parte de los partidos en los que el club brasileño se midió justamente ante Boca por las semis de la Libertadores.

En el artículo recordaron que el zaguero central de 30 años había hecho declaraciones para la TV argentina sintiéndose refuerzo xeneize y que hasta había pactado una dieta con la nutricionista de la institución. Sin embargo, su representante se fijó en la letra chica del contrato, hubo detalles que no le cerraron y retornó a Milán antes de recalar en Brasil para sumarse al Palmeiras.

Sobre el Boca actual, Gustavo Gómez analizó: “Tienen un muy buen entrenador (Jorge Almirón). Trabajé con él en Lanús. Tiene un estilo de juego realmente bueno. Boca tiene grandes jugadores que han tenido carreras realmente buenas e importantes. Creo que Boca, como Palmeiras, es un club enorme, un club muy importante, con muchos títulos y mucha afición. Es un choque de gigantes. Será un partido muy duro, de eso no hay duda. Creo que el partido de ida será clave. Estamos muy concentrados, trabajando muy duro para lograr un resultado positivo en Buenos Aires. Luego intentaremos despedirlos frente a nuestros propios seguidores”.

En la cita de este jueves en la Bombonera por la ida de las semis de la Copa (arrancará a las 21:30 y tendrá el arbitraje del colombiano Wilmar Roldán), Gómez volverá a toparse con una figura como Edinson Cavani, al que ya enfrentó por Eliminatorias Sudamericanas: “Es de elite, todos saben eso. Es un excelente definidor, muy bueno en el aire. Un goleador muy completo”.

El futbolista surgido en Libertad de Paraguay lleva ganados diez títulos con la camiseta del Palmeiras, entre los que están incluidas las Libertadores de 2020 y 2021, pero va por más: “Nos motiva luchar por títulos y ganar títulos año tras año no es fácil. Requiere excelencia, ganas y constancia. Y, por supuesto, un tipo poco común de entrenador. Aquí en Palmeiras, cuando ganamos un título importante, obviamente estamos encantados, pero nunca satisfechos. Queremos el próximo título con la misma intensidad. Estos cinco años han sido un sueño, los mejores de mi carrera. Hemos hecho historia. Y lo que más feliz me hace es que hemos logrado formar una familia aquí. La unidad es asombrosa. Creo que es por eso que cada año luchamos por títulos”.

Gómez, que señaló al neerlandés Virgil van Dijk como el mejor en su puesto, todavía tiene la espina clavada por no haber podido derrotar al Chelsea en el Mundial de Clubes de 2021: “Eran los campeones de Europa. Palmeiras les dio un partido muy duro. Estuvo muy cerca pero al final nos costó lo más mínimo. Llegamos a casa muy tristes, pero satisfechos de haberlo dado todo. También estábamos muy agradecidos con los seguidores del Palmeiras. El apoyo que tuvimos fue una locura. Sabemos cuánto desea la afición del Palmeiras este segundo título mundial. Puedo garantizarles que lo queremos tanto. Por supuesto, siempre hay que concentrarse en el próximo partido, pero no puedo decirles que todavía no pienso en el título mundial”.

Y concluyó: “El Manchester City es el mejor equipo del mundo. Tienen uno de los mejores entrenadores del mundo y muchos de los mejores del mundo. Pero una final es una final. Cualquier cosa puede suceder. Primero tienes que llegar ahí, y sabemos que será muy, muy difícil. Pero un segundo título mundial es nuestro gran objetivo. No nos sentimos intimidados por el Chelsea, estuvimos muy cerca del título y si tenemos la oportunidad de jugar contra ellos, el Manchester City no nos intimidará. ¿Enfrentar a Erling Haaland? Qué puedo decir… Si no es suficiente tener al mejor entrenador y equipo, tienen al mejor goleador del mundo también. Tiene demasiada calidad”.

Vía Infobae

 

COMPARTIR ESTA NOTICIA

Facebook
Twitter

FACEBOOK

TWITTER


Warning: Undefined array key "feed_track" in /home/kchfm/public_html/wp-content/plugins/ultimate-twitter-feeds/includes/classes/Utfeed.php on line 61