1550X220

Una autoescuela japonesa realiza un experimento con conductores ebrios para mostrar sus peligros

La Policía de la prefectura japonesa de Fukuoka, en la costa norte de la isla de Kyushu, junto con la escuela de conducción Chikushino, organizó un evento para brindar a la comunidad la oportunidad de experimentar los peligros de conducir en estado de embriaguez, informa el periódico local The Mainichi Shimbun.

“Les dejaremos experimentar cómo cambia su forma de conducir antes y después de beber alcohol”, dijo un portavoz de la escuela a los asistentes al evento, según cita el medio.

Los participantes tuvieron que conducir sobrios y ebrios a través de tres desafíos: un eslalon para evitar obstáculos, una curva en ‘S’ y una serie de curvas cerradas.

El evento coincidió con el 17.º aniversario de un accidente en el que murieron tres niños, de entre 1 y 4 años, a causa de un conductor ebrio. Los periodistas de Mainichi Shimbun también participaron en el experimento: Hyelim Ha se sentó al volante en estado de ebriedad, mientras que su colega Rokuhei Sato iba en el asiento de pasajeros y más tarde relató su experiencia.

Tras el primer recorrido, Hyelim bebió una lata de cerveza, una copa de vino y una de licor. Según el periódico, una prueba de alcoholímetro reveló 0,30 mg de alcohol por litro de aliento, el doble del umbral de 0,15 mg, pero Ha dijo que sentía que “podía conducir un coche”.

Cuando la periodista comenzó a conducir, su colega notó que aceleraba y desaceleraba repetida e innecesariamente en un tramo recto de la carretera. Ha logró superar los obstáculos de la pista, pero la obligaron a descender del vehículo porque había entrado en una curva a gran velocidad, terminando en el carril opuesto.

“Aunque disminuye las habilidades que las personas necesitan para conducir, como la capacidad cognitiva, el juicio y la capacidad de maniobra del vehículo, el conductor asume que está conduciendo de manera segura: ese es el peligro de conducir en estado de ebriedad”, dijeron los responsables del experimento.

En Japón, el 76,1 % de los detenidos o acusados por sospecha de conducir en estado de ebriedad, entre enero y julio, eran personas que tenían altas concentraciones de alcohol en la sangre. Según la Agencia Nacional de Policía japonesa, el análisis encontró que la probabilidad de accidentes de tránsito fatales es aproximadamente siete veces mayor entre los conductores ebrios, en comparación con los que involucran a personas sobrias. RT

ra

COMPARTIR ESTA NOTICIA

Facebook
Twitter

FACEBOOK

TWITTER


Warning: Undefined array key "feed_track" in /home/kchfm/public_html/wp-content/plugins/ultimate-twitter-feeds/includes/classes/Utfeed.php on line 61