Se crea el primer registro de personas desaparecidas de la comunidad LGBTI+ en México

Tras la presentación del documento titulado “La desaparición de personas LGBTI+ en México, una guía para su registro y seguimiento”, el 17 de mayo, en el Senado de la República de México, se creó el primer registro de personas pertenecientes a la comunidad LGBTIQ+ que han sido reportadas como desaparecidas. Aquel documento tiene como objetivo proporcionar información correspondiente a casos relacionados a la violación de derechos humanos de la población mexicana sexualmente diversa.

Es importante resaltar que el proyecto fue presentado, precisamente, durante el Día Internacional contra la homofobia, transfobia y bifobia. La exposición de aquella información fue la primera hecha en su especie ante la cámara alta del poder legislativo de México. Se manifestó que, para aquella fecha, y de acuerdo con cifras del Estado, hay más de 111 mil personas desaparecidas. El informe que se presentó fue realizado por parte del Observatorio Nacional de Crímenes de Odio contra personas LGBTI+ (ONCO), en coordinación con la Fundación Arcoíris y 64 organizaciones dedicadas al monitoreo y seguimiento a homicidios, desapariciones, suicidios y atentados contra esta población.

“La falta de registros adecuados, el subregistro, la falta de denuncia y declaraciones son los tres niveles donde ocurre la discriminación (la legislación, la política pública y el trato en ventanilla o de primer contacto). Han sido de los mayores obstáculos para la atención de las desapariciones de personas LGBTI+”, comentó Alexandra Hass, directora ejecutiva de OXFAM México, en medio de su intervención en la presentación de la propuesta.

“Son los esfuerzos ciudadanos los que se han encargado de hacer los registros. Esos ejercicios ayudan a dar contexto a la situación, señalar las ausencias del Estado y brindar herramientas de qué hacer o cómo mirar esta problemática. Sobre todo para quienes están en esos tres niveles donde opera la discriminación”, añadió.

Gloria Careaga, fundadora de Fundación Arcoíris y activista comentó, ante el Senado, que los crímenes en contra de esta parte de la ciudadanía son consecuentes a la discriminación y odio sobre los mismos. Así mismo, que las cifras han ido en aumento. Argumenta que las desapariciones de las personas de la comunidad LGBTIQ+ llegan a ser diferentes a las de las personas que no están dentro de ese espectro. “La forma en la que las personas LGBTI+ son desaparecidas no sea igual a todas las personas. Son desapariciones con un alto grado de crueldad y de violencia”, señaló.

Marta Laura Carranza, autora de la guía, explicó, además, las razones por las cuales es importante generar una diferenciación en las listas de desaparecidos en el país.

“La ley en materia de personas desaparecidas y la incorporación del enfoque diferenciado no resuelve el problema de la desaparición de personas LGBT+, solo es un concepto más para combatir este flagelo. Por lo tanto el reto es materializar este enfoque estipulado en la ley en el registro y búsqueda. Para ello se requiere voluntad política de las instituciones, la profesionalización de los actores que la aplican (la ley). Se requieren investigaciones efectivas para evitar la impunidad; y la capacitación para realizar análisis de contexto de los aspectos de la desaparición de personas LGBTI+ y para sistematizar los obstáculos estructurales”, dijo.

Según reseña el portal de Presentes, datos del Registro Nacional de Personas Desaparecidas y No Localizadas (RNPDNO) de la Comisión Nacional e Búsqueda (CNB) señalan que, con fecha de corte al 22 de mayo de 2023, hay 34 personas LGBTIQ+ desaparecidas. “El subregistro de denuncias de las desapariciones de personas LGBTI+ es muy alto. La falta de documentación y registros no significa que no hayan sido víctimas de desaparición. Ni que no haya nadie que las esté buscando, todo lo contrario. No considerar que es necesario el registro contribuye a la invisibilización de la violencia en contra de personas LGBTI+”, destaca el informe que explica el por qué de la necesidad de generar especificar más los datos recopilados.

Fuente: Infobae

Más Noticias