IESS pagó por derivaciones a entidades de salud privada $ 6.620 millones en nueve años

IESS

El Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) ha pagado $ 6.620 millones entre 2013 y 2022 –nueve años– a 999 prestadores privados externos de salud.

La millonaria cifra ha sido repartida principalmente en cinco provincias: $ 3.300 millones en Guayas, $ 1.627 millones en Pichincha, $ 689 millones en Manabí, $ 376 millones en Azuay y $ 83 millones en Tungurahua. Así lo informa el propio Instituto en su página web.

El tema ha sido observado desde hace algunos años por diversos analistas como uno de los factores que han dejado sin recursos al fondo de salud del IESS. Este fondo ya presenta problemas de caja que desembocan tanto en falta de servicios y medicinas como en reclamos por la falta de pago desde esos prestadores privados.

Para el asambleísta Fernando Villavicencio, el tema de las derivaciones de pacientes a entidades privadas lamentablemente está envuelto en una altísima trama de corrupción. Explica que hay muchos casos de derivaciones injustificadas. Por eso anunció que ha abierto una agenda de investigación, desde su propio despacho, para determinar estos casos de corrupción.

Villavicencio comenta que, según su investigación preliminar, el presupuesto de salud del IESS llega a $ 1.800 millones, de los cuales $ 800 millones se entregan a salarios y entre $ 650 millones y $ 700 millones van a los prestadores de salud externos, es decir, privados. Explica que las derivaciones se dan incluso existiendo camas abandonadas en el IESS. Por ello sostiene que hay operadores de salud en el IESS coludidos con las privadas para realizar las derivaciones. Cuenta que por citar un ejemplo, un paciente dental del IESS fue derivado para que se le realizaran intervenciones en tres piezas dentales, pero al momento de la liquidación resulta que le hicieron intervención en 20 piezas dentales.

Comenta que es indispensable, además, investigar toda la compra de insumos médicos en el IESS y que en este tema también están involucradas personas que las tiene identificadas.

Para Villavicencio, es importante que el presidente de la República, Guillermo Lasso, haya dicho que no va a privatizar el IESS; sin embargo, considera que el IESS, al menos en el tema de salud, ya está privatizado. Por tanto, para él lo que corresponde en este momento “es desmontar la trama de corrupción en estas derivaciones y, de esta manera, más bien desprivatizar el IESS”.

Efectivamente, el primer mandatario, Guillermo Lasso, hizo mención a la situación del IESS en una entrevista que concedió el domingo al periodista Milton Pérez. El presidente dijo que no se va a privatizar al IESS, y que las recomendaciones que hagan los miembros de una comisión recién conformada para elaborar una reforma al sistema de pensiones serán presentadas al presidente de la República y esto servirá para un debate a nivel de la sociedad. Lasso indicó que los afiliados pueden tener la absoluta tranquilidad de que no se va a privatizar al IESS. En todo caso, comentó que nadie está de acuerdo con la calidad de servicio del seguro.

En la misma entrevista también había mencionado que hay problemas con derivaciones, pero en el sector público. Contó que cuando visitó el hospital Eugenio Espejo los médicos le comentaron que solo había una ocupación del 85 % de su capacidad instalada, y que tampoco se utilizaba la capacidad inmensa que tienen en laboratorios. Esto, dijo, era porque se daba derivación a privados.

Villavicencio informó que desde hace meses viene preparando una agenda para investigar una serie de irregularidades en el IESS y el Biess, de los últimos quince años. Uno de los temas sería justamente este de las derivaciones.

Adicionalmente ha empezado la investigación de los fideicomisos suscritos por el Biess e inversiones realizadas en el proyecto Pañacocha, Toachi Pilatón, que han sido cuestionadas. Explica que hay 41 fideicomisos que están siendo observados debido a que no han cumplido con los objetivos y que habrían significado un perjuicio que bordearía $ 400 millones para el Seguro Social.

Y el tercer componente que se investigará es el de la deuda del Estado al IESS. También de los primeros acercamientos que ha tenido a documentos, dijo que la deuda ascendería a $ 10.000 millones, de estos $ 7.000 millones corresponden a salud y $ 3.000 millones al 40 % de la contribución del Estado al IESS. Estos temas serán presentados como parte del Frente Parlamentario Anticorrupción pues, según dijo, en la Comisión de Fiscalización los miembros correístas y la asambleísta María Belén Cordero limitan su facultad de presentar nuevos temas de investigación. (I)

Fuente: El Universo

Más Noticias