El empleo se recupera en Ecuador, pero no llega al nivel de prepandemia

Las cifras de desempleo en Ecuador en diciembre de 2022 son menores a las registradas a finales de 2019. Es decir, antes de la pandemia del covid-19, según la Encuesta Nacional de Empleo Desempleo y Subempleo presentada este martes 24 de enero de 2023 por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC).

Este indicador alcanzó un 3,2% en diciembre de 2022. Es menor si se compara con el 4,1% del mismo período del 2021. Una reducción de aproximadamente un punto porcentual.

La tasa de desempleo fue de 4,2% para el área urbana, mientras que para la zona rural fue de 1,3%. En diciembre de 2021, la primera se ubicó en 5,3% mientras que en la segunda alcanzó el 1,8%.

El desempleo son menores incluso que a las de 2019, antes de la pandemia. En ese período, fue del 3,8%. Se alcanzó el 4,6% de desempleo en la zona urbana y 1,6% en el área rural.

¿Qué pasa con el empleo?

El empleo adecuado se ubicó en 36%. Fueron casi dos puntos porcentuales más que en el 2021. En ese entonces estuvo en el 33,9%. En la zona urbana estuvo en el 44,5% y en el 20% para el área rural. En el mismo periodo de 2021 se alcanzó el 41% y 20%, respectivamente.

Si bien las cifras de empleo han subido en comparación con el 2021 todavía no alcanzan a las cifras prepandemia. En el 2019 el empleo adecuado alcanzó el 38,8%.

Al momento 3 011 800 personas cuentan con empleo adecuado, un poco menos que las cifras de 2019. En este entonces hubo 3 094 795 habitantes con empleo adecuado.

¿Hay más subempleo? 

El subempleo se redujo el 2022 al llegar al 19,4% en comparación del 23% alcanzado en diciembre de 2021. Pero si miramos con las cifras prepandemia creció en dos puntos porcentuales. En 2019, la tasa de subempleo alcanzó el 17,8%.

Es así que en 2019 había 1 440 983 personas en el subempleo y para este 2022 se contabilizaron 1 618 846.

El subempleo se ubicó en 19,8% en la zona urbana y en 18,6% en la rural.

Del total de personas que cuentan con empleo, 42,6% corresponden al sector formal, mientras que, 53,4% al informal y el 4,1% corresponde al empleo doméstico y a la categoría de no clasificados.

Fuente: El Comercio

Más Noticias