Preocupación por Neymar

El mes de febrero siempre ha sido, al menos durante la última década, un quebradero de cabeza para el PSG. La eliminatoria de octavos de Champions es el termómetro que sirve para diferenciar la temporada de los parisinos. Si no pasan de ronda, poco importa lo que haya hecho a nivel nacional, que el aficionado considerará el rendimiento un fracaso. Las dudas en torno al equipo, sobre todo después del Mundial, se han vuelto a instalar en el club y un jugador, Neymar, que ya se ha perdido varios partidos de octavos en los últimos años, está otra vez en el punto de mira.

Según L’Équipe, el estado físico actual del brasileño preocupa al PSG. Comenzó la temporada como un tiro, asumiendo el liderazgo del equipo y recuperando su mejor versión, esa que hacía más de dos años que no se manifestaba. En Qatar, Ney sufrió un esguince de tobillo en el primer partido contra Serbia. Volvió, infiltrado, en octavos y cayó eliminado en los cuartos frente a Croacia a pesar de su extraordinario gol en la prórroga. Anímicamente, en palabras del jugador, aquello fue “la mayor decepción” de su vida.

Al aspecto mental, importantísimo en el fútbol, más en un futbolista de su estirpe, hay que añadirle el irregular rendimiento que ha mostrado desde que volviera del Mundial. En su primer partido, el 28 de diciembre, Neymar vio la roja contra el Estrasburgo y no pudo jugar contra el Lens, partido que perdió el PSG por 3-1, el 1 de enero. En sus últimas apariciones, el exjugador del Barcelona ha cojeado en su pierna derecha, recibiendo críticas, sobre todo de L’Équipe, tras la derrota contra el Rennes el pasado domingo (1-0).

A menos de un mes de la doble confrontación contra el Bayern en Champions, el gran reto para Galtier es encontrar, como a principios de temporada, un ecosistema en el que brillen tanto Neymar, Messi y Mbappé. El técnico, de 56 años, reconoció en rueda de prensa que no va a rotar más pensando en los dos partidos contra el gigante alemán. Si Ney está bien, el PSG lo nota para bien. Sin embargo, su tobillo sigue sin cicatrizar del todo y la preocupación en el PSG ha aumentado en las últimas horas.
Fuente: Diario As

Más Noticias