La profesora de piano de Bizarrap en su adolescencia: “Siempre supo lo que quería”

Gonzalo Julián Conde –bah, Bizarrap– nació el 29 de agosto de 1998 en Ramos Mejía, en el partido de La Matanza. En su casa siempre se respiró música y desde muy chico escuchaba esos sonidos, intentando interpretar de qué instrumento provenía cada uno. Pero aunque podría haber sido un hobby teniendo en cuenta la corta edad que tenía, ese niño -ya adolescente- entendió que el poder descifrar esos sonidos lo podrían llevar a un escalón superior y ser mucho más que un simple entretenimiento.

“En mi casa se escuchaba mucha música, mi viejo escuchaba Radiohead, PJ Harvey, y son cosas que a mí me marcaron. Después cuando yo descubrí lo que era la producción musical me acuerdo que escuchaba música electrónica y no entendía… porque pensaba que la música era todos tipos tocando al mismo tiempo y grababan. Después cuando empecé a escuchar voces editadas, autotune, pensé: ‘¡Qué cosa más rara!’, como Daft Punk o David Guetta, cuando yo tenía 10 u 11 años”, explicaría Bizarrap en charla con Julio Leiva en Caja Negra.

Juliana Scellato, "una profesora de piano increíble", según las palabras del propio BizarrapJuliana Scellato, «una profesora de piano increíble», según las palabras del propio Bizarrap

Así el ahora productor entendió que si pretendía dedicarse de manera más profesional, debería tener una formación acorde, y por ello “estudié piano con Juli, una profesora increíble que me enseñó lo que era la teoría musical. Yo voy y le dije que no me interesaba tanto tocar, quería quiero aprender a producir, yo tendría 15, 16 años, y quiero saber de teoría musical, quiero saber componer y hacer mi propia música. Ahí fue cuando empecé con la teoría, estuve varios años con ella, pero hace un tiempo no voy, más que nada por los tiempos que estaba manejando”.

Juli no es otra que Juliana Scellato, docente de piano, conductora de radio, productora, mánager… una todoterreno que a los 17 ya se había recibido de profesora y a los 19 estaba dando clases en la casa de sus viejos. “Ya en mi familia se escuchaba mucho rock. Mí papá tocaba la guitarra y mis tíos son músicos”, asegura en una charla exclusiva con Teleshow.

“Siempre desde chica en casa se escucharon los Stones, Earth Wind and Fire, Queen, Led Zeppelin, Deep Purple, Red Hot Chili Peppers, Pink Floyd, entre otros, y mucho Luis Alberto Spinetta, los Ratones Paranoicos y Charly García”. recuerda Scellato sobre esos sonidos de las primeras edades, esos que comienzan a ordenar el oído musicalmente, aunque no sea la música que elijamos para el futuro.

“Con el correr de los años, empecé a tener muchos alumnos y tuve que irme de la casa de mis padres con todos mis equipos, mis pianos y micrófonos para otro lado. Ahí empecé a armar lo que hoy es La Sala, mí escuela de música”, rememora sobre los inicios en la docencia, aunque sin dejar de lado el resto de la industria musical, ya que además es prensa de bandas, entre otras cosas.

“Empecé con Guillermina Rock, la banda que tenemos con mis amigos del barrio, Haedo. Y luego trabajé con muchísimas bandas amigas de rock y armé mi agencia de prensa, Manzana Negra, junto con mi amiga Noelia Astudillo. Paralelamente empecé a hacer radio por hobby, luego fui a estudiar Locución a la Universidad de Morón porque me di cuenta de que podía hacerlo mejor. Hoy en día sigo activa trabajando en prensa y en radio Kamikaze como conductora de mí programa No digas nada, junto a Diego Diaz”, detalla. “Toco en vivo de invitada siempre que pueda ensayar, no tengo demasiado tiempo, pero sí ganas”.

Mariel, una de las alumnas de piano de Juliana, le hace referencia a un familiar que tenía ganas de comenzar los estudios con ella, y así fue como un día llegó Bizarrap -todavía Gonzalo-, con la intención de conocer todos los detalles a tener en cuenta al momento de realizar canciones. “Siempre supo lo que quería. Muy claro en sus ideas y con muchas ganas de aprender cada clase”, explica la profesora respecto de la primera impresión sobre ese nuevo alumno.

Bizarrap con Shakira terminó de romper todos los récords musicales que quedaban por quebrarBizarrap con Shakira terminó de romper todos los récords musicales que quedaban por quebrar

“Buscaba entender cómo eran las estructuras de las canciones que a él le gustaban. Escuchaba y escucha buena música, David Guetta y Radiohead era lo que más analizamos y así como lo escuchás hoy, también tiene influencias de rock”, señala Juli sobre esos primeros días de docencia con el joven que actualmente es el productor más escuchado en el mundo, rompiendo todos los récords imaginables.

Pero, ¿cómo era como alumno? “Un capo”, así, directo. “Al principio tímido, pero cuando entró en confianza no le costó mucho, nos reíamos siempre mientras estudiábamos. Al ser clases individuales se genera una conexión más fuerte y personal. Él cuando empezó tenía entre 13 y 14 años me parece. Siempre fue muy atento a todo lo que le explicaba y muy capaz, motivado y rápido para entender y trasladar al instrumento. Tengo lindos recuerdos de sus clases, cuando comenzó a crecer como productor y su carrera ya le llevaba más tiempo dejó de venir con regularidad a las clases, pero nunca perdimos contacto”.

Orgullosa acompañante de sus primeros pasos, Scellato afirma que la evolución desde que empezó a estudiar fue “muy rápida y muy merecida. Siempre lo vi muy entusiasmado y convencido de lo que hacía, pero siempre con esa sed de aprender y entender. Todo lo que él produce sabe exactamente lo que hace. Desde mí lugar como docente siempre supe que iba a crecer y a poder vivir de la música cuando él no estaba tan seguro”. Además, cuenta que “cada paso que da en su carrera es motivo de festejo a través de WhatsApp; me da felicidad ver todo lo que está logrando”.

Varias son las voces que se alzaron respecto de si lo que hace el productor del momento puede ser considerado música, por sobre otros exponentes de la historia. Ante ello, Juliana tiene una respuesta categórica: “No opino de los demás. La música se elije. Si te gusta lo escuchás y sino, no. Lo que sí te puedo asegurar es que Biza sabe lo que hace”.
Fuente: Infobae

Más Noticias