El canciller alemán se reunió con Macron en París y prometió: “Seguiremos dando todo el apoyo a Ucrania el tiempo que sea necesario”

El jefe del ejecutivo alemán Olaf Scholz visita París el domingo para conmemorar los 60 años de cooperación franco-alemana de posguerra, en un momento que este eje está en tensión por cuestiones que van desde la invasión rusa contra Ucrania a cambios geopolíticos mayores.

“Seguiremos dando todo el apoyo a Ucrania el tiempo que sea necesario”, prometió Scholz, junto al presidente francés Emmanuel Macron. El alemán, además, enfatizó la necesidad de “defender nuestro proyecto europeo de paz”, en una ceremonia en París con motivo del 60º aniversario del tratado de reconciliación entre Alemania y Francia.

”Desde el pasado 24 de febrero, no nos hemos escondido ni dividido y seguiremos con nuestro apoyo indefectible a Ucrania, que seguirá en todas las áreas”, agregó Macron.

El Tratado del Elíseo de 1963 firmado entre los líderes de la posguerra, el alemán Konrad Adenauer y el francés Charles de Gaulle abarca desde la cooperación militar a los intercambios para jóvenes.

Las fricciones llegan hasta la opinión pública y un 36% de los franceses encuestados y un 39% de los alemanes dijeron a Ipsos esta semana que el vínculo está deteriorado. REUTERS/Lisi NiesnerLas fricciones llegan hasta la opinión pública y un 36% de los franceses encuestados y un 39% de los alemanes dijeron a Ipsos esta semana que el vínculo está deteriorado. REUTERS/Lisi Niesner

Desde entonces, Francia y Alemania frecuentemente han sentado las bases para cualquier respuesta conjunta del bloque europeo y una vez más, los otros países están atentos a las señales.

Los grandes temas que dominan la agenda son el conflicto en Ucrania, el clima, la energía y la competitividad de Europa frente a una nueva ola de subsidios en Estados Unidos.

La guerra en Ucrania

Alemania sigue sin decidir si entrega -o si permite que sus aliados suministren sus tanques pesados Leopard 2- a Ucrania, cuando casi se cumple un año desde el inicio de la invasión.

El nuevo ministro de Defensa alemán Boris Pistorius afirmó el viernes que la impresión de que “hay una coalición unida y que Alemania se interpone en el camino es errónea”.

Francia presiona a Alemania para que avance más rápido, entregando a Ucrania artillería en abril y tanques ligeros este mes.

Trabajadores de emergencias retiran escombros después de un ataque ruso contra un edificio de apartamentos que atrapó a mucha gente bajo los escombros en la ciudad suroriental de Dnipro, Ucrania, el sábado 14 de enero de 2023. (AP Foto/Evgeniy Maloletka)Trabajadores de emergencias retiran escombros después de un ataque ruso contra un edificio de apartamentos que atrapó a mucha gente bajo los escombros en la ciudad suroriental de Dnipro, Ucrania, el sábado 14 de enero de 2023. (AP Foto/Evgeniy Maloletka)

Por otra parte, se está retrasando el desarrollo conjunto de aviones de combate y carros de combate de nueva generación, y Francia no participa en la iniciativa antimisiles Sky Shield, liderada por Alemania y compuesta por 14 países.

Ross indica que parte del problema radica en que Francia se aferra a una percepción histórica como una potencia soberana, con un arsenal nuclear y un asiento en el Consejo de Seguridad de la ONU.

En contraste, Alemania ha delegado con gusto en las últimas décadas los temas de defensa a Estados Unidos.

Pero hay indicios de cambio por ambas partes. Del lado francés, el gobierno ha reactivado su papel en la OTAN desde la invasión contra Ucrania y Alemania invirtió 108.000 millones de dólares para modernizar sus fuerzas armadas.

A prueba

Más allá de los temas de defensa, los desafíos de comercio y energía afectan por igual a ambos países.

FOTO DE ARCHIVO: Una tubería de gas con un medidor en la estación de bombeo de Sudzha del monopolio ruso de exportación de gas Gazprom.  REUTERS/Denis Sinyakov/FOTO DE ARCHIVO: Una tubería de gas con un medidor en la estación de bombeo de Sudzha del monopolio ruso de exportación de gas Gazprom. REUTERS/Denis Sinyakov/

Para Berlín, “las cosas están muy complicadas porque el modelo económico de Alemania está siendo puesto a prueba”, dijo Maurice Gourdault-Montagne, ex embajador de Francia en Berlín.

Sin gas ruso barato o sin energía nuclear, Alemania se vio forzada a volver en parte al carbón, ya que las energías renovables todavía no pueden compensar la carencia.

En contraste, Francia se afana por reparar y remplazar su vetusto parque de reactores nucleares.

Pero, algunos en Berlín temen que China siga los pasos de Rusia en Ucrania y lance una ofensiva sobre Taiwán – un territorio que considera como una provincia rebelde – lo que podría bloquear un mercado vital para Alemania.

En un momento en que los dirigentes de toda Europa temen el efecto en el mercado de la Ley de Reducción de la Inflación (IRA, por sus siglas en inglés), que va a inyectar miles de millones de dólares para tecnologías hechas en Estados Unidos y respetuosas con el medioambiente.

El Tratado del Elíseo de 1963 firmado entre los líderes de la posguerra, el alemán Konrad Adenauer y el francés Charles de Gaulle abarca desde la cooperación militar a los intercambios para jóvenes. REUTERS/BPA/Ronny HartmannEl Tratado del Elíseo de 1963 firmado entre los líderes de la posguerra, el alemán Konrad Adenauer y el francés Charles de Gaulle abarca desde la cooperación militar a los intercambios para jóvenes. REUTERS/BPA/Ronny Hartmann

Se espera que Macron presione a Scholz el domingo a dar una respuesta conjunta, después de haber asegurado el apoyo del jefe del gobierno español, Pedro Sánchez.

Para Francia y Alemania también hay temas fundamentales que deben cuidarse para preservar a relación en el futuro.

“La relación se ha convertido en algo menos real” para los franceses y alemanes de a pie, dijo Gourdault-Montagne que estimó que también “perdió parte de su emoción”.
Fuente: Infobae

Más Noticias