Diana Atamaint, presidenta del CNE, condenó atentados contra candidatos y expresó su solidaridad con familiares y partidos políticos

La presidenta del Consejo Nacional Electoral, Diana Atamaint, condenó enérgicamente los actos violentos que han atentado en contra de la vida e integridad de candidatos que participan en los comicios y expresó su solidaridad con las familias y las organizaciones políticas a las que pertenecen las víctimas.

La última víctima fue Julio César Farachio Drouet, aspirante a la Alcaldía de Salinas, que fue asesinado la tarde del sábado 21 de enero, cuando realizaba actividad proselitista en José Luis Tamayo, una parroquia que está entre La Libertad y Salinas. Versiones de la Policía indicaron que dos hombres en una moto se acercaron y le propinaron disparos. Tras eso huyeron del sitio. Este domingo, la Policía Nacional localizó y capturó al supuesto autor intelectual del asesinato.

“Nuestro trabajo eficiente, comprometido con la democracia del país, lamentablemente está siendo empañado por algunos acontecimientos que han cobrado vidas de candidatos y otros que han sido agredidos por la delincuencia organizada. Con mucho pesar, me solidarizo con las familias de las víctimas de este flagelo, así como a cada organización a la que pertenecen”, apuntó en su discurso de inauguración del segundo simulacro electoral, este domingo en la Universidad Politécnica Salesiana, en Quito y que fue replicado en las 24 provincias del país.

Atamaint mencionó también que estos actos solo buscar mermas a las instituciones del Estado y a la democracia y resaltó que su compromiso con el país seguirá de la misma forma para garantizar un proceso transparente.

Además, hizo un llamado a los representantes de las instituciones del Estado ecuatoriano que tienen relación directa sobre los hechos de violencia para poder combatirlos a través de un trabajo coordinado e integral.

“Esto nos permitirá actuar coordinadamente y emprender en el diseño de nuevos mecanismos más efectivos, institucionales y pensar normas para preservar el mayor bien de los ecuatorianos: la paz y la democracia”, puntualizó.
En tanto, al menos trece ataques a candidatos o personas cercanas a ellos se registraron a nivel nacional en el 2022 y estos ataques y amenazas se dan en medio de la idea cada vez más generalizada de que en el país han penetrado el narcotráfico y el crimen organizado en la política y estarían, a través de sus ingentes recursos, financiando campañas políticas para las próximas elecciones seccionales del 5 de febrero, en las que se elegirá a 23 prefectos y viceprefectos, 221 alcaldes, 868 concejales urbanos y 437 rurales, 4.084 miembros de las juntas parroquiales rurales, así como a los 7 vocales del CPCCS, para el período 2023-2027. (I)
Fuente: El Universo

Más Noticias