Se avecina una batalla entre la Cámara de Representantes y la Casa Blanca por el techo de deuda de EE. UU.

Congresistas republicanos de la Cámara de Representantes del Congreso de EE.UU. están dispuestos a usar el techo de la deuda nacional para exigir recortes de gastos presupuestarios como condición para cualquier extensión de la autoridad de endeudamiento federal, informa NBC News.

La división política es profunda y hay mucho en juego, apunta el medio. Legisladores ultraconservadores del Partido Republicano insisten en que no quieren que el país entre en suspensión de pagos, pero es poco probable que el Senado, controlado por los demócratas, o el presidente Joe Biden acepten los recortes o las condiciones, así como también se oponen a otorgar concesiones políticas.

En caso de que las partes no logren resolver sus diferencias y provoquen un incumplimiento, las consecuencias podrían ser diversas: una caída del mercado de valores, recesión, tasas de interés más altas, debilitamiento del dólar, una rebaja de la calificación crediticia de EE.UU. y un Gobierno incapaz de cumplir con todas sus obligaciones.

La deuda pública de EE.UU.

Actualmente, la deuda pública del país norteamericano es de unos 31,4 billones de dólares. Desde hace varios años, en el Legislativo se han librado acaloradas batallas por el techo de la deuda, aunque siempre se han resuelto a tiempo.

El Gobierno federal estadounidense está sujeto a una normativa legal que regula el nivel de endeudamiento que puede asumir. Una vez que se llegue al límite y agote las formas de pagar sus cuentas, el Congreso debe levantar el techo para que el Ejecutivo continúe pidiendo prestado para cumplir con sus obligaciones.

Oficialmente, se espera que EE.UU. alcance el límite de endeudamiento este jueves. Después de eso, el Departamento del Tesoro utilizará «medidas extraordinarias» para seguir pagando las facturas, lo que se espera que continúe hasta principios de junio, cuando el Congreso deberá actuar.

¿Qué quieren los republicanos?

El presidente de la Cámara de Representantes, el republicano Kevin McCarthy, ha dicho que su partido tiene el compromiso de controlar el gasto público y comparó al Gobierno de su país con un niño derrochador con una tarjeta de crédito cuyo límite debe reducirse. McCarthy instó a Biden sentarse a negociar los recortes de gastos «por el bien de EE.UU.» y no llevar al país a la bancarrota.

Desde la Casa Blanca exigen al Congreso elevar el techo de endeudamiento sin condiciones, mientras los congresistas demócratas advirtieron que un «‘default’ forzado por los republicanos extremos» podría «hundir al país en una profunda recesión».

Por su parte, los republicanos moderados dicen que el incumplimiento de la deuda no es una opción, pero que tampoco apoyarán el aumento ilimitado de endeudamiento que quieren los demócratas, por lo que buscarán formas para llegar a un acuerdo equilibrado para los dos partidos. (I)

RT.

Más Noticias