Luego que el presidente Guillermo Lasso dispuso ubicar al exfuncionario Hernán Luque y al ciudadano Rubén Chérrez, tras la filtración de audios que los involucraría en presuntas irregularidades en las empresas públicas, cuatro autoridades del Gobierno ofrecieron detalles sobre las acciones adoptadas.

Desde el Palacio de Carondelet, la tarde del lunes el ministro del Interior, Juan Zapata, dio a conocer que tras hablar con el presidente se activaron de manera inmediata todas las unidades de inteligencia e investigación de la Policía Nacional para localizar a Luque y Chérrez. Este trabajo se articulará con la Fiscalía General del Estado, dijo el ministro.

“Actuaremos conforme a lo que siempre la Policía Nacional ha hecho: dar resultados absolutamente técnicos. Sin embargo, para no entorpecer las investigaciones, no podemos dar este momento la localización o alguna ubicación (de Luque y Chérrez), pero nuestros equipos están activados”, precisó Zapata, y reiteró que la Fiscalía recibirá toda la información que solicite al Gobierno. “Daremos todo el apoyo”, enfatizó.

Junto con Zapata estuvieron el ministro de Gobierno, Francisco Jiménez; el secretario de la Administración Pública, Iván Correa; y, el secretario de Seguridad Pública y del Estado, Diego Ordóñez.

Jiménez recalcó que “el Gobierno ni ha participado ni participará en ninguna trama de corrupción, en ningún estamento de las diferentes carteras de Estado que se produzcan”. Y aseguró que se darán todas las facilidades para que se lleven a cabo los procesos investigativos.

Sobre la búsqueda de Luque y Chérrez, explicó que los detalles de ese proceso se conocerán oportunamente. “La idea es que estas personas puedan estar y responder ante la justicia sobre lo que podrían ser sus afirmaciones en dichos audios”, dijo.

Jiménez señaló que “merecen investigarse” los audios filtrados este lunes, los cuales fueron publicados por el medio digital La Posta, donde Luque y Chérrez hablan de sospechosos pagos de miles de dólares.

Iván Correa, por su parte, informó que junto con Diego Ordóñez acudieron este lunes a la Fiscalía, para dialogar con la fiscal general, Diana Salazar, con el fin de transmitirle la posición del mandatario.

De acuerdo con notas periodísticas publicadas por el medio digital, los presuntos actos de corrupción se concentrarían en las empresas públicas del sector eléctrico. Este esquema supuestamente estaría liderado por Danilo Carrera, cuñado del presidente de la República. (I)