¡El United incendia la Premier!

United

Explosión de alegría el estadio situado en el distrito postal M16. Los dos equipos de Manchester se jugaban el honor, y unos puntos valiosos en la Premier League. Tras un buen primer tiempo del United, el City tomó la iniciativa en el segundo acto. Marcó Jack Grealish para relajar las pulsaciones la afición local. Marcos Rashford lideró la remontada en el último cuarto de hora del derbi. Otra vez protagonista. Lleva siete partidos marcando. Ocho goles ha logrado en estos encuentros. Se ha erigido como líder. Vuelve a ser el héroe, el ídolo. Más aún tras el partido del sábado. Un muchacho local decidiendo el derbi local. Los propietarios del Teatro de los Sueños son ahora terceros, un punto por detrás de sus vecinos.

Pese a la expectación, el derbi no ofreció el intercambio previsto en los primeros instantes. Fue testamento, eso sí, del momento por el que atraviesan ambos equipos. Rashford protagonizó las principales acciones de peligro de los suyos. En el minuto 34 recibió un balón en largo de Fernandes antes de regatear a Ederson, que salió con ímpetu, pero sin convicción. Akanji sacó la pelota sobre la línea. Rashford gozó de una nueva oportunidad para marcar, pero el guardameta brasileño salva la acción. El City tuvo la posesión, el United las ocasiones. Las dudas que ofreció el equipo de Guardiola en la derrota frente al Southampton en la Copa de la Liga volvieron a manifestarse en Old Trafford. Falta de concentración y errores en el pase y la toma de decisiones. Si ante el colista no realizó ningún disparo a puerta, en Old Trafford hubo que esperar hasta la hora de juego.

Se hizo esperar, pero llegó. En el minuto 78, los locales estuvieron cerca de hacerse un lío tratando de salir con la pelota jugada, hasta que Wan-Bissaka arrancó, sorteando a varios rivales y ofreció la pelota a Casemiro. Se abrió el mar, hubo pasillo y el brasileño lo aprovechó para enviar la pelota a Rashford. El inglés estaba en fuera de juego, y aunque acompañó la pelota, no intervinó. Fernandes apareció para resolver el entuerto con un disparo desde el balcón del área. Para forzar al colegiado a tomar una decisión delicada. Para empatar el derbi. Para revolucionarlo.

Garnacho había amenazado con hacer saltar el encuentro por los aires. Lo hizo solo tres minutos después de la igualada. Piso área por el costado izquierdo, ante la atenta mirada de Aké y Walker. Ninguno pudo evitar que el hispanoargentino encontrase a Rashford libre de marca dentro del área. El nuevo ídolo de Old Trafford terminó de pintar de rojo la ciudad de Manchester conectando con el centro de Garnacho en el área pequeña.

Fuente: Diario As

Más Noticias