Alexis Mera mantiene por más de un año y medio abierto un proceso penal por asociación ilícita en el que no se instala la etapa preparatoria de juicio

Además de la sentencia en firme por el delito de cohecho pasivo agravado en el caso Sobornos 2012-2016, Alexis Mera, exsecretario jurídico de la Presidencia de la República durante el correísmo, mantiene un proceso penal en Guayaquil por el delito de asociación ilícita, el cual desde febrero de 2022 no avanza de la fase de evaluación y preparatoria de juicio.

Desde finales de octubre pasado, la defensa de Mera busca que el sistema de garantías penitenciarias de Ambato (Tungurahua) se pronuncie respecto al cómputo de la pena que mantiene como coautor del delito de cohecho. El fin último de esta acción sería acceder a solicitar un beneficio penitenciario que le permita cumplir al exfuncionario de Rafael Correa lo que resta de la sentencia de ocho años de prisión fuera de un Centro de Privación de la Libertad (CPL).

Inicialmente en el caso que ahora se investiga por el delito de asociación ilícita se formuló cargos, en junio de 2021, por el delito de tráfico de influencias. En ese momento la única procesada fue la exfiscal provincial del Guayas, Patricia Morejón, pero más de tres meses después se dio una audiencia para vincular a la causa a Alexis Mera y a Jonás Gonseth, exgerente del Hospital Abel Gilbert Pontón. En esa misma audiencia de septiembre se refomularon cargos y el caso quedó con la carátula por el delito de asociación ilícita.

La investigación contra Morejón, Mera y Gonseth se desprendió de información obtenida durante la instrucción fiscal del caso Sobornos. En el teléfono periciado de Alexis Mera se encontraron chats entre este y Morejón que corresponderían a mayo, junio y octubre de 2017, cuando ella era fiscal del Guayas y Mera estaba ya fuera de su cargo por el cambio de gobernante.

En una conversación del 31 de mayo de 2017, Mera le escribe a Morejó para hablarle del “caso Gonseth, por peculado” y el “tema Jaimovich”. Y luego dice el exsecretario Jurídico: “Hola Patricia. Este es el caso del español, director del hospital Abel Gilbert, que le dije alguna vez. Es un buen hombre. Fallas administrativas cometió, pero jamás peculado”. Luego le aclara que “es apreciado mucho por Rafael Correa”.

Morejón le responde: “Hola mi doctor querido. Claro que sí, encantada. Ya reviso. Debe haber llegado en consulta. Yo le informo, doctor”.

La hoy exfiscal ha reconocido en diversas entrevistas que Mera, al final ya de sus funciones, le hizo un pedido formal para una cita en la que se hablaría de un caso puntual. “Yo como fiscal provincial estaba en la obligación de recibirlo a él y a cualquier funcionario “.

Pese a que la Fiscalía solicitó prisión preventiva, el juez negó el pedido pues al momento de la vinculación Mera ya se encontraba recluido en el CPL de Cotopaxi, en Latacunga; mientras que a Goseth se le dispuso la presentación periódica una vez por mes ante la Fiscalía y no progresó el pedido de prohibición de salida del país, pues él ya estaba a esas fechas fuera del país.

Una vez se cerraron los 120 días de instrucción fiscal, a mediados de diciembre de 2021 se convocó a audiencia de evaluación y preparatoria de juicio para el 24 de enero de 2022. El llamado no se concretó, pues por pedido de Fiscalía se difirió la diligencia para días después, es decir, para el 8 de febrero siguiente.

Esta última audiencia tampoco se pudo dar, porque la jueza encargada dijo no podía avanzar con la causa ya que no se había agotado a ese momento el trámite de la demanda de recusación que le fue designada al juez Oswaldo Sierra Ayora y, además, para garantizar el debido proceso, el derecho a la defensa y a que con posterioridad no exista una alegación de nulidad sustentada por alguna de las partes.

El proceso ha sufrido una serie de incidentes procesales como la jubilación de un juez, la recusación de otro, alegaciones sobre la competencia, excusas, entre otras que no han permitido que avance la causa. La única variación de fondo en la causa se dio a finales de agosto pasado y tiene que ver con el levantamiento de la presentación periódica dispuesta para Goseth por incumplir por más de once meses esa disposición.

Se ordenó que se proceda a la captura de Goseth, quien se encontraría en Estados Unidos, para que cumpla la orden de prisión preventiva. La defensa del español apeló la decisión y hasta el momento no se ha dado la respectiva audiencia.

Según las fechas expuestas por el director del CPL de Tungurahua número 1 en un informe respecto al cómputo de la pena impuesta a Mera, a enero de 2023 el exfuncionario del correísmo ya habría cumplido tres años, seis meses y seis días de los ocho años de prisión definidos y en firme. Desde esa perspectiva, el exsecretario Jurídico ya podría solicitar se analice su prelibertad, una vez el 13 de agosto de 2022 cumplió el tiempo necesario patra pedir ese beneficio.

CHATS PERICIADOS CASO SOBORNOS

El 15 de junio de 2017 los dos interlocutores habrían vuelto, según la pericia, a intercambiar mensajes.

La fiscal Morejón le dice: » Doctor querido, buenos días. Quiero que me ponga un visto en el tema en mención. Lo sacamos al amigo por varias razones inclusive, porque él es el que pide auditoría, dejamos a los demás. Y Mera responde: “En el tema del hospital de Guayaquil se trata de una ligereza. No creo que nadie tenga mala fe allí”.

La fiscal del Guayas, Patricia Morejón (i), mientras esperaba ser atendida en las oficinas de Televisión Satelital, en el norte.

Ahí Morejón le envía un archivo y le dice: “Si usted me dice sacamos a todos, doc. Justamente con ese criterio. La Contraloría se opuso”. Mera: “Sí. Sería una injusticia de verdad”. la fiscal Morejón: Ok, doc. Que tenga un lindo día. Todo sale hoy.

Ese mismo día, pero más tarde Morejón le vuelve a escribir a Mera para decirle: “Doc, buenas tardes. Todo Ok”. A lo que Mera le dice gracias y la fiscal: “A sus órdenes, doctor querido”.

Para el 20 de octubre del 2017, la fiscal Morejón le dice a Mera: “Doctor, lamento molestarlo. Quería comentarle que el señor Fiscal General me delegó aceptarle a usted una versión. La he puesto para el día viernes 22 por cuanto me estoy yendo de vacaciones y quisiera dejar realizado la diligencia, siendo un gusto recibirlo en mi despacho”.

Mera responde que ¿A qué hora? y la Fiscal le aclara que será el viernes 22, a las 09:15. Mera le contesta que Ok, que allí estará y Morejón le dice: “Ya, doc”. (I)

Fuente: El Universo

Más Noticias