Rusia atacó la región ucraniana de Zaporizhzhia durante una visita de la misión de la ONU

La administración ucraniana de la región de Zaporizhzhia denunció un ataque ruso durante la visita humanitaria de la misión de Naciones Unidas a una localidad de la zona.

El jefe de la administración ucraniana, Oleksandr Staruj, denunció en su cuenta de Telegram que el ataque había ocurrido durante una entrega de ayuda humanitaria de la ONU en la ciudad de Oríjiv, a unos 60 kilómetros del frente regional.

El ataque ocurrió, asegura Staruj, en medio del alto el fuego declarado por Rusia de manera unilateral el pasado viernes y que expiró la pasada medianoche.

“El ocupante continúa haciendo caso omiso de las reglas de la guerra y atacando comunidades. Rusia es un talibán ortodoxo, que desconoce lo que es sagrado e ignora todas las reglas de la convivencia humana”, protestó Staruj en su mensaje.

Ni Naciones Unidas ni Rusia se han pronunciado de momento sobre este incidente.

Horas antes del fin del alto el fuego unilateral ordenado por el presidente ruso, Vladimir Putin, varias ciudades ucranianas declararon la alerta aérea en previsión de bombardeos enemigos.

La pasada noche la artillería rusa habría golpeado la localidad de Merefa, en Kharkiv, donde murió un hombre de 50 años.

Incluso en Navidad el enemigo no cesa el terror contra la población civil”, denunció en Telegram Oleg Sinegubov, jefe de la administración militar de Kharkiv.

Militares ucranianos disparan un proyectil de un obús 2A65 Msta-B hacia las tropas rusas en una línea de frente en la región de Zaporizhzhia. 5 de enero (Reuters)Militares ucranianos disparan un proyectil de un obús 2A65 Msta-B hacia las tropas rusas en una línea de frente en la región de Zaporizhzhia. 5 de enero (Reuters)

Las tropas rusas también habrían lanzado una decena de ataques contra los bastiones ucranianos de Kramatorsk y Konstantinovka en Donetsk, donde no hubo que lamentar bajas civiles.

El Estado Mayor ucraniano estimó en 40 los ataques con lanzaderas de misiles perpetrados por el enemigo durante las últimas 24 horas contra infraestructuras civiles.

Las autoridades ucranianas y el Pentágono acusaron a Moscú de no respetar su propio alto el fuego, a lo que el Ministerio de Defensa ruso replicó que durante las 36 horas de tregua navideña sus fuerzas únicamente se limitaron a responder a los ataques enemigos.

Ataque ucraniano en Donetsk

Las autoridades prorrusas de la región de Donetsk han denunciado que un ataque con cohetes lanzado esta pasada madrugada por Ucrania ha causado daños en la central térmica de Starobeshevskaya, en Novi Svit, donde al menos dos personas podrían haber quedado atrapadas entre los escombros.

“Los servicios de emergencia están trabajando en el lugar del bombardeo limpiando los escombros. Presumiblemente, al menos dos personas, empleados de la estación, pueden estar debajo de los restos”, reportó la administración prorrusa de la zona a la agencia rusa TASS en un comunicado.

El ataque habría sido efectuado con un sistema de lanzamiento múltiple de cohetes, de los cuales seis han alcanzado la central y sus inmediaciones, según un comunicado adicional del organismo ruso del Centro Conjunto para el Control y la Coordinación de Asuntos Relacionados con los Crímenes de Guerra de Ucrania.

La central es una de las instalaciones energéticas más grandes del este de Ucrania y abastece de energía al centro y al sur de Donetsk, disputada entre Moscú y Kiev desde 2014 y ahora incorporada a Rusia tras un referéndum declarado como ilegal por Ucrania y sus aliados.

Fuente: Infobae

Más Noticias