Investigan por intento de asesinato al conductor del Tesla que cayó por un acantilado

El conductor del Tesla que se precipitó este lunes por el acantilado Devil’s Slide (Tobogán del Diablo) en el norte de California, EE.UU., con una mujer y dos niños dentro del vehículo, ha sido arrestado por sospecha de intento de asesinato y maltrato infantil.

La Patrulla de Carreteras de California, cuyos agentes hablaron con testigos durante la noche y recopilaron pruebas en el lugar de los hechos, anunció este martes que Dharmesh A. Patel, que estaba al volante, será trasladado a la cárcel del condado de San Mateo una vez le den de alta en el hospital.

«No se ha determinado en qué modo de conducción se encontraba el Tesla; sin embargo, este no parece ser un factor que haya contribuido a este incidente», declararon los agentes en un comunicado en Facebook*, agregando que la investigación sigue en curso. «Basándose en las evidencias recopiladas, los investigadores desarrollaron una causa probable para creer que este incidente fue un acto intencionado«, indicaron.

El Tesla de color blanco cayó desde una altura de aproximadamente 76-90 metros. Aparte de Patel, de 42 años, en el coche se encontraba una mujer de 41 años, un niño de 4 años y una niña de 7 años, según CBS News, que accedió a los documentos que inculpan al hombre.

No se especifica si son miembros de la misma familia, pero el comunicado del centro médico de Los Ángeles donde trabaja Patel, quien es un médico radiólogo, apunta a que sí lo son. «El Centro Médico Providence Holy Cross se muestra profundamente entristecido al enterarse de un incidente de tránsito que involucra a uno de nuestros médicos y su familia», recoge ABC7 citando la declaración del hospital.

Los rescatistas calificaron de «milagro absoluto» el hecho de que sobrevivieran los pasajeros del Tesla, que estaban conscientes cuando llegó la ayuda y fueron trasladados a un hospital local. Los niños fueron hospitalizados con lesiones musculoesqueléticas, mientras que la Patrulla de Carreteras de California precisó que todos sufrieron «lesiones graves«. (I)

RT.

Más Noticias