Consulta al Procurador del Estado por conflicto sobre vocalía de los trabajadores en el Consejo Directivo del IESS

Ante el conflicto que se mantiene entre organizaciones de trabajadores por el nombramiento del vocal de los afiliados en el Consejo Directivo del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS), representantes del Frente Unitario de Trabajadores (FUT) mantuvieron una reunión privada con gremios empresariales donde analizaron esa pugna y decidieron apoyar a la vocal por los empleadores, María de los Ángeles Rodríguez, quien consultó a la Procuraduría del Estado sobre una salida legal.

Rodríguez logró ser calificada por la Superintendencia de Bancos en base al decreto ejecutivo 571 emitido por el presidente de la República, Guillermo Lasso, el 3 de octubre pasado, el cual buscaba concretar el recambio de los vocales que habían estado en funciones por más de diez años, aunque su periodo por regla es de solo cuatro años.

Tras la reunión con empleadores, la presidenta del FUT, Marcela Arellano, dijo que “uno de los puntos de este acuerdo es contar con una gobernanza en el IESS legítima, con un Directorio, un Consejo Directivo del IESS que sea legítimo y que sea legal”.

Esto se da tras una disputa legal entre el FUT y la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), cuyo presidente Richard Gómez busca ser posesionado en esa vocalía junto a su binomio Mercy Maldonado. El FUT propuso a Ramiro García y Ramiro Beltrán.

“Ramiro García y Ramiro Beltrán tienen el apoyo mayoritario de los colegios, mientras que Richard Gómez solo de su organización. Gómez no representa a los afiliados”, agregó Arellano.

La Superintendencia de Bancos decidió calificar, hace pocos días, como vocal de los trabajadores a Gómez, obedeciendo una sentencia de un juez de Quevedo. Sin embargo, un trabajador del Municipio de Mejía rechazó el tema y presentó una nueva acción de protección para que la Superintendencia no prosiga con el tema.

El pedido de acción de protección con medida cautelar presentado por German Oña Mateus, representante de los trabajadores del Municipio de Mejía, se hizo el 23 de diciembre y fue acogido por la autoridad.

El miércoles 28 de diciembre, Gómez intentó asumir la vocalía. Desde los exteriores del edificio del IESS dijo que se debía convocar inmediatamente al Consejo Directivo para que él pueda participar del mismo, que su calificación se dio el 22 de diciembre y que la medida cautelar en contra, que se presentó al día siguiente, “lo único que implica es que a la Superintendencia de Bancos le prohíbe calificar a otro candidato a partir del 23 de diciembre y la calificación de Maldonado y Gómez tiene fecha 22 de diciembre y la ley no es retroactiva”.

No obstante, además está vigente la reforma a la Ley del IESS que dispone que el actual vocal, Luis Clavijo, debe mantenerse en funciones prorrogadas hasta que un reemplazo sea nombrado después de un proceso organizado por el Consejo Nacional Electoral (CNE).

Al respecto, Arellano indicó que el Procurador debe explicar la transitoria, pero advirtió que además existe una medida cautelar que le impide actuar a Clavijo.

Por su parte, Gómez tampoco reconoce la vigencia de la reforma que mantendría a Clavijo en el cargo y presentó ante la Fiscalía una denuncia por el incumplimiento de la decisión del juez de Quevedo y pidió que se investigue a la representante de los empleadores y el presidente del Consejo Directivo del IESS, Alfredo Ortega. “Que investiguen el delito penal que está tipificado en el Código Integral Penal por el delito de inclumplir una orden de autoridad competente que está penado de 1 a 3 años de prisión”, manifestó el presidente de la CUT. (I)

Fuente: El Universo

Más Noticias