Compran en eBay un dispositivo con datos militares confidenciales de EE. UU. por 68 dólares

Matthias Marx, un investigador de seguridad alemán, adquirió en eBay varios dispositivos diseñados para capturar huellas dactilares y escanear el iris. La sorpresa llegó al ver que al menos uno de ellos contenía datos confidenciales de más de 2.600 personas.

El investigador encontró el dispositivo, con forma de caja de zapatos, a la venta en eBay por 149,95 dólares, pero logró adquirirlo por 68. Posteriormente, descubrió que la tarjeta de memoria del dispositivo contenía los nombres, nacionalidades, fotografías, huellas y escaneos de iris de 2.632 personas.

La mayoría de ellas eran de Afganistán e Irak y muchos eran terroristas conocidos y ciudadanos buscados. Además, la lista contenía datos de personas que presuntamente habían trabajado para el Gobierno de EE.UU. o simplemente habían sido detenidos en los puntos de control, reporta este martes The New York Times, que ha tenido acceso a los datos.

Aparentemente uno de los dispositivos que adquirió Marx fue utilizado por última vez en el verano de 2012 cerca de la ciudad de Kandahar, Afganistán, y otro en Jordania en 2013. Los datos fueron recopilados en centros de detenciones, patrullas y durante las evaluaciones de los empleados locales y después de la explosión de una bomba improvisada.

Patrick Ryder, portavoz del Pentágono, declaró en un comunicado que no pueden confirmar la autenticidad de los datos hallados ni hacer comentarios respecto al tema, puesto que no han revisado aún la información. «El Departamento solicita que cualquier dispositivo que pueda contener información de identificación personal sea devuelto para un análisis más detallado», instó.

La razón por la cual el dispositivo pasó de los campos de batalla a un sitio de subastas en línea no está clara. La Agencia de Logística de Defensa reiteró que todo el equipo con información operativa confidencial se destruye en el sitio cuando el personal militar ya no lo necesita. También añadió que este tipo de dispositivos nunca deberían haber llegado al mercado abierto, y mucho menos a un sitio de subastas en línea.

Uno de los estadounidenses cuya información biométrica se encontró en el dispositivo confirmó que muy probablemente eran sus datos. Anteriormente trabajó como especialista en inteligencia en el Cuerpo de Marines y afirmó que los datos de ciudadanos estadounidenses que acabaron en el dispositivo probablemente se recopilaron durante un curso de formación militar. Las palabras del hombre, que habló bajo condición de anonimato, fueron confirmadas por oficiales militares que sostuvieron que los dispositivos se utilizan en el entrenamiento militar.

«El manejo irresponsable de esta tecnología de alto riesgo es increíble«, dijo Marx, al cuestionar el hecho de que dispositivos con datos confidenciales sean vendidos libremente en línea.

El dispositivo con los datos de 2.632 personas fue vendido por Rhino Trade, una empresa de equipos excedentarios de Texas. El tesorero de la empresa, David Méndez, afirmó que había comprado el dispositivo en una subasta de equipamiento gubernamental y que no sabía que contenía datos clasificados. (I)

RT.

Más Noticias