El presidente de Irán amenazó a los manifestantes opositores y afirmó que “no mostrará piedad”

El presidente de Irán, Ebrahim Raisi, afirmó este martes que las autoridades “no tendrán piedad” con los “enemigos”, entre quienes ha citado a los participantes en las manifestaciones antigubernamentales que sacuden el país desde septiembre tras la muerte de Mahsa Amini bajo custodia policial.

“Los brazos de la nación están abiertos a los que fueron engañados, pero no mostrará piedad con los traidores”, afirmó, antes de agregar que la situación que atraviesa el país es “una guerra entre facciones”.

Asimismo, declaró que “los enemigos han movilizado sus fuerzas durante los disturbios”, entre ellos “defensores de la monarquía y terroristas de la Organización de los Muyahidín del Pueblo de Irán (PMOI)”, declarada como un grupo terrorista por Teherán.

“Los enemigos han usado todo su poder para evitar el progreso de Irán, pero a día de hoy admiten que todas sus presiones han fallado. El enemigo hace frente hoy a una nación que ha decidido progresar”, manifestó, según informó la agencia iraní de noticias Mehr.

“Hemos aprendido de los mártires a vivir con esperanza”, apuntó, al tiempo que resaltó que “el país ha logrado grandes progresos en todos los campos, lo que explica la ira del enemigo”. “Todos los esfuerzos del enemigo contra la República Islámica han fracasado de forma vergonzosa”, afirmó.

Más Noticias