El juez Jhon Rodríguez Mindiola dispuso el traslado de dos internos que serían presuntos integrantes de la banda criminal R7, desde el centro de rehabilitación social Guayas N° 3 hacia la cárcel de Santo Domingo. Se trata de Ángelo Javier Achile Mite, alias Negro Ángelo, y Kevin Javier Manzaba Farías.

La resolución generó el rechazo del Gobierno que, a través de un comunicado, la calificó como una “decisión irresponsable del sistema judicial”

La Secretaría General de Comunicación de la Presidencia informó que el martes 27 de diciembre el Servicio Nacional de Atención Integral a Personas Adultas Privadas de la Libertad y a Adolescentes Infractores (SNAI) recibió la orden judicial emitida por el juez Rodríguez.

Según el Gobierno, alias Negro Ángelo y Kevin Manzaba serían los presuntos responsables de la muerte de 40 presos durante la masacre ocurrida en mayo de este año en la cárcel de Santo Domingo.

Cambiar de prisión a los dos internos “pone en riesgo la estrategia gubernamental para resguardar la seguridad al interior de los centros de rehabilitación social”, es el reclamo desde Carondelet que, además, sostiene que se ponen los intereses personales de los delincuentes por encima del bienestar del país.

En el comunicado oficial se anticipa que se planteará la revocatoria por la competencia debido a que la resolución fue emitida por un juez multicompetente del cantón Yaguachi.

La masacre en la cárcel de Santo Domingo sucedió el 9 de mayo y se habría originado por un enfrentamiento entre las bandas delictivas Los Lobos y un fraccionamiento de ellos, los R7.

¿Qué provocó el amotinamiento en cárcel de Santo Domingo? Un traslado, un ‘habeas corpus’ y fraccionamiento de bandas, entre motivos

Tras los acontecimientos, cinco cabecillas de organizaciones criminales fueron llevados desde Santo Domingo hacia La Roca y otro fue a parar en la Penitenciaría del Litoral. (I)